Heridos en bombardeo a base iraquí que albergaba soldados estadounidenses en Irak

En el ataque, al menos cuatro soldados iraquíes resultaron heridos, según fuentes militares de ese país.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Ocho cohetes impactaron este domingo una base aérea iraquí que albergaba a soldados estadounidenses en el norte de Bagdad, capital de Irak.

En el ataque, al menos cuatro soldados iraquíes resultaron heridos, según fuentes militares de ese país, que aclararon que ningún soldado estadounidense fue alcanzado por los proyectiles.

Tras la escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán, casi todas las tropas estadounidenses abandonaron esta base, situada en Balad.

"Ya no queda más que una quincena de soldados estadounidenses y un avión en Balad", dijo una fuente militar iraquí, citada por la AFP.

Previamente, responsables de los servicios de seguridad de Irak habían indicado que el 90 por ciento de los contratistas de Estados Unidos desplegados en la base habían sido evacuados.

Bombardeo en Irak AFP

Tensión en Oriente Medio

Desde finales de octubre, se han lanzado decenas de cohetes contra bases iraquíes utilizadas por soldados estadounidenses.

Uno de estos ataques, realizado el pasado 27 de diciembre, murió un contratista norteamericano. Washington acusó del mismo a las facciones iraquíes pro-Irán.

En represalia, el 29 de diciembre, Estados Unidos bombardeó bases iraquíes en la frontera siria, matando a 25 combatientes del Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares pro-Irán que forma parte del ejército iraquí.

Tras ese movimiento, la escalada alcanzó un nivel inédito y alcanzó su punto álgido cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó un ataque con dron que acabó con la vida del general Qasem Soleimani, el número dos de Irán.

Trudeau exige a Irán que rinda cuentas por avión ucraniano derribado

En el incidente murieron 176 personas, incluidos 57 canadienses.

En dicho ataque también pereció el número dos del Hashd al Shaabi, Abu Mehdi al Muhandis, en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad el 3 de enero.

Irán respondió el 8 de enero disparando 22 misiles balísticos contra la base aérea iraquí de Ain al Asad (oeste), que alberga tropas estadounidenses, sin causar víctimas.

Desde entonces, los lanzamientos de cohetes contra objetivos estadounidenses (incluyendo la embajada, situada en la Zona Verde de Bagdad) se reanudaron de forma casi diaria.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo