Surgen expresiones a favor y en contra de CICIG en presentación de su informe de cierre

Mientras algunos aplaudían por la labor de la comisión, otros la abucheaban y portaban carteles de rechazo.

Este martes se realiza el acto público de la presentación del informe de cierre de la CICIG: “El Legado de Justicia en Guatemala”. Además, el seminario internacional: “El combate a la corrupción y la impunidad en Guatemala, ¡Juntos lo hicimos!”.

A la actividad se presentaron delegados de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), representantes de diferentes sectores, exfuncionarios, diputados y vinculados con casos presentados por la entidad, entre otros.

El procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas; la fiscal general y jefa del Ministerio Público (MP), Consuelo Porras; y la ex viceministra de Relaciones Exteriores, Anamaría Diéguez, fueron algunos de los presentes.

A Rodas se le recibió con aplausos. Mientras tanto, ocurrió lo contrario con Porras y Diéguez, quienes fueron abucheadas, por lo cual los encargados de la actividad les pidieron respeto a las personas que las señalaban o que abandonaran el salón.

La exfuncionaria realizaba su intervención en la actividad, pero tuvo que detenerse por un momento debido al bullicio de un grupo de personas que mostraban su rechazo a la comisión.

Al retomar la palabra, dijo que cuando el presidente Jimmy Morales declaró non grato al comisionado Iván Velásquez, ella presentó su renuncia al cargo.

“Los ciudadanos no claudicamos”, le dijo Diéguez a quienes señalaban la labor de la entidad.

También asistieron el vocero de la CICIG, Matías Ponce; y Laura Flores, de las Naciones Unidas, quien representó al secretario general de esa organización, António Guterres.

Flores señaló que la comisión fortaleció al MP y destacó el compromiso del personal de la CICIG.

En tanto, Oscar Fernández-Taranco, subsecretario general para la consolidación de la Paz de la ONU, destacó en un mensaje proyectado que la CICIG ha actuado con independencia.

Carteles de rechazo y aceptación

Carlos Castresana, excomisionado de la CICIG, tuvo participación en la presentación del informe por medio de un mensaje pregrabado, en el que aseguró: “Tuvimos que crear una voluntad política para el combate a la impunidad”.

Señaló que la comisión funcionó porque es un proyecto bilateral y no fue nada que se impusiera, ya que se firmó un acuerdo entre Guatemala y el secretario de la ONU.

Además, hizo un resumen de los resultados del trabajo del ente internacional y mencionó dentro de estos el caso Rosenberg.

En ese momento, familiares de los hermanos Valdés Paiz, que enfrentaron juicio por este tema, se pusieron de pie y mostraron carteles contra la comisión.

“Nuestra familia fue perseguida por CICIG. Fuimos acusados y extorsionados injustamente por CICIG”, se leía en algunos.

En estos también se hacía referencia a que el caso se armó con colaboradores eficaces que fueron previamente entrenados para declarar de cierta manera.

“CICIG vino a acabar vidas humanas. Así como a destruir sueños y el futuro de muchas personas inocentes”, se leía en otro de estos carteles.

Las personas de este grupo utilizaban playeras con mensajes en ese sentido. Así como la fotografía del joven Andrés Zimeri, con múltiples golpes en el rostro.

A este escenario se sumaban quienes portaban stickers donde se podía leer “Yo (la imagen de un corazón rojo) CICIG”, y “#ApoyoALaCICIG”.

[metroimage ids=”10-121374,10-121373,10-121376,10-121370,10-121371,10-121375,10-121377,10-121378,10-121379″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”article-fullwidth” link=”” target=”_self”]
Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.