Se preparan para despedir a Claudia Gómez, la joven que buscaba el "sueño americano"

San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, le dará mañana el último adiós a Claudia Gómez, quien murió en un confuso incidente con un agente de la Patrulla Fronteriza en Laredo, Texas, Estados Unidos.

Por Saira Ramos

La pobreza y la falta de oportunidades llevaron a Claudia Patricia Gómez González a emprender un largo y peligroso trayecto hacia los Estados Unidos.

Su ilusión era trabajar para ayudar a su familia, que se quedó en la aldea La Unión Los Mendoza, en San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango. Dejó lo que más amaba el 7 de mayo.

Dos semanas después, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) confirmó que la joven de 20 años había muerto luego de recibir un disparo de un agente de la Patrulla Fronteriza en Laredo, Texas.

Claudia Gómez, Migrante guatemalteca Claudia Gómez se graduó el año pasado como perito contador.

Sus restos llegaron ayer a una bodega del Aeropuerto Internacional La Aurora, en la zona 13 capitalina. Sus padres y demás familiares, desconsolados, la esperaban para llevarla a la tierra que la vio nacer.

Las exequias de la migrante guatemalteca dieron inicio en el polideportivo de San Juan Ostuncalco, donde se le rindió un homenaje póstumo al que llegaron cientos de personas. Los pobladores mostraron sus condolencias a sus familiares, pero también gritaron varias consignas, "¡justicia, justicia!", fue una de ellas.

Después, el féretro fue trasladado a la que fue su vivienda, en la aldea La Unión Los Mendoza. Su familia la despedirá el sábado en el cementerio de la localidad.

Repatriación del cuerpo de la migrante guatemalteca Claudia Gómez Los padres de Claudia Gómez la recibieron en una bodega del Aeropuerto La Aurora. / Oliver de Ros

“Iban juntos”

Cuando ocurrió el confuso incidente, Gómez iba con un grupo de emigrantes, entre ellos tres quetzaltecos.

El Minex los identificó como Eder Cabrera Sánchez, de 18 años, de Concepción Chiquirichapa; Carlos Pérez Vicente, de 20; y Damián Méndez Peñalonso, de 18, de San Juan Ostuncalco.

Los tres son testigos del crimen contra Gómez. Desde el pasado fin de semana fueron llevados al centro Río Grande, en Texas.

Están con mucha preocupación. Nos pidieron que no se les deje. Se está viendo si aplican a una regularización (en EE. UU.) por la situación que vivieron. Mientras dure el proceso de investigación no podrán ser deportados”, dijo el vicecanciller Pablo García.

Sin “coyote”

Los tres quetzaltecos le contaron al cónsul de Del Río, Texas, que antes de que ocurriera el incidente ellos estaban solos.

El “coyote” que los llevaba los había dejado en la frontera entre México y EE. UU.

Claudia Gómez, migrante asesinada en Estados Unidos Claudia Gómez emprendió un largo y peligroso viaje hacia los EE. UU. el 7 de mayo. / AFP

Repatriaciones

El Minex informó que el año pasado se repatriaron a 18 cuerpos de guatemaltecos que fueron encontrados entre México y Estados Unidos.

Las causas de los fallecimientos fueron por “hipotermia, asfixia y otras relacionadas con su intento de ingresar al territorio norteamericano”.

La cifra ascendió este año ya que en los primeros cinco meses se repatriaron 36 cadáveres. Este número incluye a quienes murieron en Norteamérica por enfermedad común y por accidentes de tránsito.

La frase 

Ellos (los testigos y Claudia Gómez) iban en grupo a los EE. UU. No iban acompañados de un coyote”, Pablo García, vicecanciller.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo