Los testimonios más trágicos del incendio en el Hogar Seguro

Los testimonios más trágicos del incendio en el Hogar Seguro

Durante cinco días consecutivos en la sala de audiencias de mayor capacidad del Organismo Judicial (OJ), conocida como la “megasala”, el Ministerio Público (MP) hizo un recuento de los hechos que ocurrieron el día del incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

También presentó dos esponjas quemadas las cuales fueron localizadas durante el procesamiento de la escena, mostró algunos peritajes, varias pruebas audiovisuales y leyó las declaraciones de dos sobrevivientes y de dos trabajadores del Hogar Seguro.

Testigo uno

Una de las sobrevivientes del incendio le contó al MP cómo las autoridades de la Secretaría de Bienestar Social encerraron a un grupo de 56 menores en un salón apto para 22 después de que se fugaron.

Nos encerraron y nos dijeron que nos íbamos a quedar tres días encerradas. Una compañera encendió una colchoneta para que nos sacarán”.

La menor agregó: “Cuando miro fuego siento que me estoy quemando. Los primeros días no me sentía bien, soñaba con fuego. También de que estaba en el cementerio y cuando me despertaba miraba muertos”.

En el área donde encerraron a las adolescentes solo tiene una entrada y una salida. No tenía baño sanitario, ni agua potable. A ese lugar metieron 22 colchonetas sin forro, ni sábanas ni ponchos.

Testigo recuerda burlas

Otra de las sobrevivientes le contó al MP que cuando ocurrió el incendio ella agarró fuego con sus compañeras.

Mi pelo agarró fuego, estaba muy asustada. Cuando abrieron la puerta, me levanté y salí. Le pedía a los policías que me apagarán el fuego, pero solo se rieron. Uno me grabó un video y me dijo que así como éramos buenas para molestar que nos aguantáramos”.

Continúo diciendo: “Me fui al baño y pedía que me echaran agua, un niño me quería echar y la policía le dijo que no, que me quedará así y se reía de mí. Yo me sentí mal; todos me miraban. Llegó el profesor de física, me echó agua y me pidió que me quitará el suéter y me llevó con una doctora a donde estaban las niñas quemadas”.

Vi como estaban quemadas y se retorcieron mis compañeras. Estaba preocupada. Llegaron los monitores y cocineros, los policías solo se quedaban viendo. Los del hogar si nos ayudaron, menos los policías. Llegó la primera ambulancia y me llevaron al hospital”, agregó la menor.

Loading...
Revisa el siguiente artículo