Entre lágrimas, sindicada en caso Hogar Seguro declara acerca del incendio

Por Kenneth Monzón

En la “megasala” se desarrolla este miércoles la audiencia de primera declaración de Ofelia María Pérez Campo, una de las sindicadas en el caso Hogar Seguro, quien tenía orden de captura pendiente y se puso a disposición de las autoridades.

La sindicada recordó llorando cómo transcurrió la jornada el pasado 8 de marzo, cuando un incendio acabó con la vida de 41 niñas y adolescentes que estaban internadas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

"El incendio ocurrió muy rápido y me comuniqué con Anahy Keller", dijo Pérez al responder a preguntas del fiscal. Ella laboraba en el Hogar Seguro.

Según el Ministerio Público (MP), luego de que algunos menores intentaron evadirse el 7 de marzo, las autoridades de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) y del albergue decidieron encerrarlos (a hombres y mujeres en diferentes aulas). De acuerdo con Pérez, ese día la llamaron para que llegara al hogar.

La señalada relató que la trabajadora de la Policía Nacional Civil (PNC), Lucinda Marroquín, “se quedó a cargo de las adolescentes en el aula”.

De acuerdo con el MP, Marroquín es quien tenía en su poder la llave del salón en donde estaban las menores.

Añadió que cuando observaron las llamas se dirigió hacia otro sector del hogar para ir a traer extinguidores.

“Era una distancia como de 5 minutos corriendo y cuando llegué ya estaban sacando a las menores", recordó. Entonces, según dijo, se puso guantes y empezó a ayudar a sacar a las niñas.

Cabe mencionar que Carlos Guerra, titular del Juzgado Cuarto Penal, informó que Pérez estuvo prófuga desde el 12 de junio hasta el pasado viernes, cuando se apersonó ante la judicatura a través e un memorial, por lo cual se le fijó fecha de audiencia para hoy.

Por este caso, hay siete personas más capturadas. Incluidos exfuncionarios de la SBS, Procuraduría de los Derechos Humanos, Procuraduría General de la Nación y PNC.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo