Noticias

Joe Biden y Xi Jinping se miden en conversación telefónica de dos horas

Biden se mostró mucho tajante sobre temas sensibles actuales, expresando sus “profundas inquietudes” sobre la cuestión de los derechos humanos.

Joe Biden en la Casa Blanca Joe Biden en la Casa Blanca (POOL/AFP)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo de China, Xi Jinping, arrancaron esta semana su nueva relación midiéndose en una extensa llamada telefónica, en la que cada uno quiso marcar su territorio.

PUBLICIDAD

Ayer por la noche, pasé dos horas al teléfono sin interrupción con Xi Jinping”, dijo este jueves el presidente Biden desde el Despacho Oval, mostrando su voluntad de que Washington sea firme frente a Pekín.

Si no hacemos nada, nos aplastarán”, añadió el mandatario estadounidense al final de este diálogo, inusualmente largo para tratarse de los dirigentes de las dos primeras potencias mundiales.

Biden, tajante

Hong Kong, Taiwán, la minoría musulmana uigur: de acuerdo al resumen del ejecutivo estadounidense, Biden se mostró mucho más tajante sobre los temas sensibles actuales, expresando sus “profundas inquietudes” sobre la cuestión de los derechos humanos.

Y, como estaba previsto, la respuesta del mandatario chino fue firme.

Según los medios estatales chinos, Xi sugirió a Biden que se mantenga alejado de las cuestiones que recaen sobre la “soberanía de China y su integridad territorial”.

PUBLICIDAD

Estados Unidos debe respetar los intereses fundamentales de China y actuar con prudencia”, subrayó.

Desde su llegada al poder, Biden y su equipo han multiplicado las advertencias sobre la cuestión de los uigures.

Según los expertos, más de un millón de personas de esta minoría musulmana se encuentran detenidos en campos de reeducación política en Xinjiang. Esta vasta región semidesértica, fronteriza con Pakistán y Afganistán, está sometida a una férrea vigilancia policial.

Pekín rechaza el término “campos” y asegura que se trata de centros de formación profesional, destinados a brindar un empleo a la población y mantener a raya el extremismo religioso.

AFP (ALEX EDELMAN/AFP)

Ya en una retórica más cercana a la del gobierno anterior, Biden denunció también en la llamada las prácticas económicas “injustas y coercitivas” de Pekín, según la Casa Blanca.

Aunque Biden ha mostrado claramente su voluntad de distanciarse de la política exterior de Donald Trump, la relación comercial con China es uno de los pocos asuntos en los que podría promover una cierta continuidad respecto a su predecesor.

*Con información de AFP

PUBLICIDAD

Tags


Lo Último