VIDEO. Manifestantes intentan derribar estatua cerca de la Casa Blanca; Trump amenaza con arrestarlos

El mandatario recordó que las penas por vandalizar y destruir monumentos o bienes que son propiedad del Estado son de hasta 10 años de prisión.
Publicidad

Nuevas protestas en las cercanías de la Casa Blanca. Cientos de manifestantes fueron repelidos por policías la noche del lunes, luego de que colocaran cuerdas alrededor de la estatua del expresidente Andrew Jackson en la plaza Lafayette, en Washington, para intentar derribarla.

El monumento ecuestre de Jackson, un presidente que apoyaba la esclavitud, está situada frente a la Casa Blanca. La estatua no fue finalmente derribada, pero manifestantes la mancharon con spray escribiéndole encima la palabra “asesino“.

Desde la muerte de George Floyd, un ciudadano afroestadounidense que fue asfixiado por un policía en Minnesota, una ola de manifestaciones en contra del racismo y la brutalidad policial se ha extendido en todo el país.

Jackson (1829-1837) poseyó más de 500 esclavos durante su vida y fue una figura clave en la reubicación forzosa de casi 100.000 indígenas estadounidenses.

Teníamos cuerdas, cadenas, una polea (…) e íbamos a derribar la estatua“, dijo uno de los participantes de la protesta.

La policía nos atacó. Han tomado la justicia por mano propia“, dijo por su parte Raymond Spaine, otro manifestante, de 52 años, mientras se limpiaba de los ojos el gas pimienta utilizado por la policía para reprimir al grupo.

Hasta 10 años de prisión

Este martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que ordenó a “las autoridades federales a detener a quienes vandalicen y destruyan monumentos, estatuas o cualquier bien propiedad del Estado“.

El mandatario recordó, además, que las penas son de hasta “10 años de prisión“.

Las acusaciones pueden ser retroactivas por “destrucción ya causada” y “no habrá excepciones“, afirmó el mandatario.

Trump ya había duramente criticado a los manifestantes, criticando lo que calificó de “vergonzoso vandalismo” a la estatua de Jackson.

En respuesta a los disturbios en algunas ciudades, el presidente ha ordenado a las autoridades que “dominen las calles“, y no ha mostrado reparos en un fuerte despliegue de fuerzas.

Trump también amenazó con aplicar la Ley de Insurrección, que ha sido utilizada de forma excepcional y que permite el despliegue de las fuerzas armadas en territorio estadounidense.

*Con información de AFP

(Visited 92 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO