El clima impide el lanzamiento del primer vuelo tripulado de SpaceX y la NASA

Un cohete Falcon 9, de SpaceX, con la nueva cápsula Crew Dragon enganchada, partiría hacia la Estación Espacial Internacional (EEI); el lanzamiento fue postergado hasta el sábado.

Una nueva era espacial comenzaría este miércoles con el lanzamiento del primer vuelo tripulado de la empresa SpaceX, con dos astronautas de la NASA a bordo, pero el clima adverso obligó a postergar la misión.

El mal tiempo sobre el Centro Espacial Kennedy, en la costa de Florida, así como la formación de una tormenta tropical en Carolina del Sur, comprometieron el lanzamiento.

El despegue estaba programado para las 14:33 (hora de Guatemala), desde la plataforma de lanzamiento 39A, la misma que vio despegar a Neil Armstrong y sus compañeros de la misión Apolo 11, pero este fue imposible de llevar a cabo y fue postergado hasta el sábado.

Es día, si esta vez el clima lo permite, un cohete Falcon 9, de SpaceX, con la nueva cápsula Crew Dragon enganchada, partirá hacia la Estación Espacial Internacional (EEI).

La Crew Dragon es una cápsula como la Apolo, pero del siglo XXI. Las pantallas táctiles han reemplazado los botones y los joysticks.

El interior está dominado por el blanco con una iluminación más sutil, nada que ver con los enormes transbordadores que funcionaron entre 1981 y 2011.

La empresa lleva a cabo una transmisión en vivo del lanzamiento desde su canal de YouTube y redes sociales. Mírala aquí:

Los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley son los dos elegidos por la NASA para esta misión de demostración.

Esperamos un vuelo más suave pero más ruidoso“, dijo Behken.

A diferencia de los transbordadores, uno de los cuales, el Challenger, explotó en 1986 después del despegue, la Crew Dragon puede separarse del cohete en caso de emergencia.

Tras llegar a la EEI, situada a 400 kilómetros sobre el nivel del mar, la cápsula permanecerá acoplada probablemente hasta agosto.

Desarrollo de la misión

SpaceX se convirtió en 2012 en la primera empresa privada en acoplar una cápsula de carga a la EEI. Dos años después, la NASA le pidió que adaptara la cápsula Dragon para poder transportar astronautas.

La agencia espacial ha pagado más de 3 mil millones de dólares a SpaceX para diseñar, construir, probar y operar su cápsula y hacer seis viajes espaciales de ida y vuelta.

La NASA también pagó al gigante Boeing para hacer una cápsula, la Starliner, pero esta aún no está lista.

Si la misión se cumple, Estados Unidos ya no dependerá de Rusia para llegar al espacio, como ha ocurrido desde 2011, pues las Soyuz rusas son los únicos vehículos espaciales que hacen este recorrido, despegando del cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

*Con información de AFP

(Visited 31 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO