El Papa pide rezar por los que se han quedado sin trabajo debido al coronavirus

El Papa Francisco lamentó que el trabajo de millones de personas en todo el mundo se haya visto afectado por la pandemia del nuevo coronavirus.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El papa Francisco manifestó este lunes su preocupación por los millones de personas en todo el mundo que se han quedado sin trabajo debido a las medidas de confinamiento contra el nuevo coronavirus (COVID-19).

"En estos días tanta gente ha perdido el trabajo (…) Muchos de ellos trabajaban en forma informal. Recemos por estos hermanos y hermanas nuestras que sufren por la falta de trabajo", pidió el pontífice al iniciar la tradicional misa matutina en la capilla de su residencia, en el Vaticano.

El papa argentino suele pedir y orar casi todos los días por las víctimas, directas e indirectas, del coronavirus, y envía inclusive ayuda económica a los sectores más frágiles de la sociedad, tanto en Italia como en otros países golpeados por la pandemia.

Francisco, que cuando era un simple religioso en Argentina solía visitar a los detenidos y pobres de los barrios marginales, ha querido mantener esa relación desde que fue elegido pontífice en 2013.

Recientemente, envió una carta a los movimientos populares del mundo, en la que reconoce que, ante el aumento de la brecha entre pobres y ricos, llegó el tiempo para "un salario universal".

El domingo, durante el rezo del Regina Coeli, que sustituye al ángelus, el pontífice pidió a los líderes de la Unión Europea (UE) que hagan frente al impacto social y económico desatado por la pandemia.

Papa Francisco AFP

Condiciones dignas

La semana pasada, el Papa también pidió condiciones "dignas" para los trabajadores migrantes  "explotados" que trabajan en el campo en Italia.

"He recibido diversos mensajes sobre el trabajo y sus problemas. En particular, me impactó el de los trabajadores rurales, muchos de ellos migrantes, que trabajan en el campo italiano", afirmó el pontífice.

"Lamentablemente, muchos son duramente explotados. Es verdad que la crisis actual nos afecta a todos, pero la dignidad de las personas debe ser siempre respetada (…) Por eso, sumo mi voz al reclamo de estos trabajadores y de todos los trabajadores explotados. Espero que la crisis sea una oportunidad para poner en el centro de nuestras preocupaciones la dignidad de las personas y la dignidad del trabajo", añadió.

Cerca de 350 mil extranjeros trabajan temporalmente cada año en el sector agrícola italiano.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo