Un nuevo carnívoro gigante, descrito a partir de fósiles olvidados en un museo

Se cree que esta especie acechó la tierra hace unos 22 millones de años, y era más grande que cualquier felino que habita hoy en día.

Por Mongabay

Durante mucho tiempo, algunos de los restos fósiles que se habían excavado en un sitio situado al oeste de Kenia, a fines de la década de 1970, permanecieron sin ser identificados en un cajón del Museo Nacional de Nairobi.

Pero tras examinar y juntar los dientes, partes de una mandíbula, cráneo y esqueleto, investigadores lograron describir una nueva especie de carnívoro gigante que acechó la tierra hace unos 22 millones de años, según el sitio Mongabay.com

Según informan expertos en un estudio publicado en el Journal of Vertebrate Paleontology, el carnívoro extinto era más grande que cualquier felino que habita hoy la Tierra.

Tenía un cráneo del tamaño de un rinoceronte y dientes caninos enormes.

De hecho, los dientes bien conservados sugieren que el depredador podría haber pesado hasta mil 500 kilogramos, lo que lo convertiría en uno de los mamíferos carnívoros terrestres más grandes que se conocen.

El animal posiblemente se alimentó de herbívoros parecidos a elefantes e hipopótamos que vivían en aquel entonces.

El mamífero carnívoro ha sido apodado "Simbakubwa kutokaafrika".

En swahili, "simbakubwa" significa "gran león", mientras que "kutokaafrika" significa "de África".

Fósiles de carnívoro gigante Matthew Borths

"Sus enormes dientes indican que el Simbakubwa era un ‘hipercarnívoro’ especializado, significativamente más grande que el león moderno y posiblemente más grande que un oso polar", dijo en un comunicado Matthew Borths, paleontólogo de la Universidad de Duke.

Borths realizó la investigación como estudiante de postdoctorado en la Universidad de Ohio.

No era un felino

A pesar del nombre, el animal no era un felino ni estaba relacionado con uno.

En realidad pertenecía a un grupo de carnívoros ahora extintos llamados hyaenodontos que surgieron después de la extinción masiva de dinosaurios no avianos hace unos 65 millones de años.

Durante mucho tiempo, sin ninguno de los predecesores de los carnívoros modernos, como los leones, los henenodontes fueron los principales depredadores de África.

Pero finalmente se extinguieron.

Y su extinción puede haber sido el resultado de cambios ambientales, dicen los investigadores.

Los cambios tectónicos acercaron África a otros continentes, permitiendo el intercambio de animales y plantas.

La evolución del Gran Valle del Rift en África Oriental provocó un cambio en las corrientes oceánicas y el cambio climático.

Los pastizales se esparcieron y reemplazaron los bosques, lo que a su vez permitió que nuevos grupos de mamíferos evolucionaran y se diversificaran.

Estos cambios también podrían haber llevado a la desaparición de presas de gran tamaño preferidas por los depredadores gigantes, lo que tuvo como consecuencia la desaparición de los hyaenodontos.

"No sabemos exactamente qué llevó a la extinción a los henenodontos, pero los ecosistemas estaban cambiando rápidamente a medida que el clima global se tornaba más seco", dijo Borths.

"Los familiares gigantescos de Simbakubwa eran uno de los últimos hiaenodontes del planeta".

Nancy Stevens, paleontóloga de la Universidad de Ohio y coautora del estudio, dijo que el hallazgo del Simbakubwa era un fósil fundamental, "que demuestra la importancia de las colecciones de museos para comprender la historia evolutiva".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo