AMLO confirma que seis mexicanos murieron en tiroteo en El Paso

El mandatario se solidarizó con los familiares de las víctimas, y dijo que su gobierno tomará "acciones contundentes" para proteger a los mexicanos en Estados Unidos.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), confirmó este domingo que seis de las 20 víctimas mortales que dejó el tiroteo del sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, son connacionales.

Durante un acto público en el estado de Michoacán, el mandatario lamentó la pérdida de vidas inocentes y manifestó su solidaridad con los familiares de los fallecidos.

"Lo lamentable es que se confirma que son seis mexicanos los que perdieron la vida (…) nuestro abrazo, nuestra sincera solidaridad para los familiares de las víctimas".

 

El anuncio ocurre luego de que el canciller Marcelo Ebrard informara que el gobierno tomará acciones "contundentes" para exigir a Estados Unidos que proteja a los ciudadanos mexicanos en ese país.

Ebrard dijo que había recibido instrucciones de López Obrador para que la "indignación de México" por el ataque se traduzca en acciones puntuales.

"Lo que ha ocurrido es inadmisible y hoy mismo (…) daremos a conocer las primeras acciones jurídicas que tomará el gobierno de México de acuerdo al derecho internacional", agregó Ebrard.

El Paso cuenta con 680 mil habitantes, el 83 % de los cuales son hispanos, según datos de 2018.

La ciudad es vecina de la mexicana Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua.

Piden pena de muerte

Los fiscales van a pedir la pena de muerte para el sospechoso de perpetrar el tiroteo masivo ocurrido en una tienda Walmart, en El Paso, dijo el domingo el fiscal de distrito local.

"Puedo decirles desde el principio que el cargo del estado es asesinato capital y también que él es elegible para la pena de muerte", dijo en conferencia de prensa Jaime Esparza, fiscal de Distrito.

Tiroteo en El Paso AFP

La policía local esta trabajando a lado de los investigadores federales después del tiroteo del sábado en la ciudad fronteriza.

John Bash, fiscal por el Distrito Oeste de Texas, que trabaja bajo la dirección del fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr, dijo que el tiroteo esta siendo considerado como un caso de "terrorismo doméstico".

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo