VIDEO. Trump dice que es “la persona menos racista del mundo”

El mandatario estadounidense rechazó este martes las acusaciones de racismo que en las últimas semanas se han vertido contra él.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rechazó categóricamente este martes las acusaciones de racismo en su contra, surgidas en días recientes por su guerra dialéctica con un grupo de senadoras opositoras de minorías étnicas y con el activista y pastor afrodescendiente, Al Sharpton.

En declaraciones a periodistas reunidos en la Casa Blanca, el mandatario afirmó que es "la persona menos racista del mundo".

"Soy la persona menos racista que en el cualquier parte del mundo (…) Al Sharpton, él es un racista (…) Lo que he hecho por los afroamericanos en dos años y medio, ningún presidente ha sido capaz de hacer algo así", declaró Trump a los reporteros.

Ola de críticas

En las dos últimas semanas, Trump se ha visto envuelto en la polémica por sus comentarios contra "racistas" contra cuatro congresistas demócratas de origen extranjero, conocidas como "El Escuadrón".

El mandatario llegó a sugerirles que "volvieran a los países de los que llegaron", y les dijo que si no estaban "contentas" en Estados Unidos, podían irse.

En sus tuits, Trump no nombró específicamente a ninguna legisladora, pero su mención a las "Representantes Demócratas 'Progresistas'" fue interpretada como una referencia a un grupo de mujeres liberales relativamente jóvenes, que integran por primera vez la Cámara de Representantes.

Entre las supuestamente aludidas se encuentran Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York; Ilhan Omar, de Minesota; Ayanna Pressley; de Massachusetts, y Rashida Tlaib, de Michigan.

Trump niega que sus declaraciones sobre congresistas fueran racistas

El mandatario había exhortado a un grupo de mujeres congresistas demócratas a "volver al país del que vinieron".

También fue criticado por sus ataques contra el legislador Elijah Cummings, diputado de Mayland, cuya circunscripción abarca gran parte de Baltimore, una ciudad industrial de población mayoritariamente afrodescendiente, socavada por problemas como la droga y la violencia.

Y más recientemente, generó nuevas acusaciones de racismo en su contra por sus tuits contra Sharpton, a quien calificó de "estafador" y "agitador".

Sus ataques levantaron críticas de que el mandatario promueve las divisiones raciales en Estados Unidos, mientras apela a su base blanca de clase trabajadora ante las elecciones del próximo año.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo