Samuel Morales rompe en llanto y pide ser absuelto

Sammy Morales y José Manuel Morales, hermano e hijo del mandatario Jimmy Morales, expresaron sus argumentos finales en el debate en su contra por el caso Botín Registro de la Propiedad.

Por Alexander Valdéz y Jerson Ramos

Samuel Morales y José Manuel Morales, hermano e hijo del mandatario Jimmy Morales, así como otros de los 25 acusados en el caso Botín Registro de la Propiedad expresaron sus argumentos finales antes del cierre del juicio en su contra.

Conmocionado, “Sammy” criticó cómo se han manejado los procesos penales por parte del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Aseguró que además de la supuesta transferencia de capacidades entre las instituciones, se ha dado la transferencia de los procesos penales a la prensa.

“¿Para qué? Para que que todos perdiéramos nuestro derecho y nuestra presunción de inocencia”, aseguró mientras rompía en llanto.

Morales enfrenta juicio por los delitos de fraude y lavado de dinero. La Fiscalía pidió al Tribunal Décimo Tercero de Sentencia Penal que se le dicte una pena de 11 años de prisión.

El sindicado aseguró que desde septiembre de 2016, cuando surgió el caso Botín, se han dado titulares en medios de comunicación que brindaban detalles específicos de las supuestas acciones irregulares, mientras él ni siquiera había sido citado a un juzgado.

Además, Morales hizo referencia a la aplicación de una “pena de muerte civil” ante ese escenario, y pidió a los jueces que lo absuelvan.

“Mi futuro está en sus manos”

Mientras tanto, José Manuel Morales, hijo del mandatario, dijo que el proceso en su contra es injusto y pidió al Tribunal ser absuelto.

“Hoy con 25 años y después de dos años y medio atravesando un proceso que considero injusto, he aprendido muchas cosas, he entendido otras y considero que he crecido como persona y que me ha tocado madurar de forma acelerada”, expresó en la sala de audiencias.

Manifestó que no quería entrar en detalles acerca de la acusación en su contra, que aseguró tiene “mil errores” y está respaldada con “pruebas que no prueban nada”.

Y se limitó entonces a asegurar que durante ese tiempo ha perdido muchas experiencias y aprendizajes que no sabe si podrá recuperar alguna vez.

“Solo quiero decirles que hoy mi futuro está en sus manos”, señaló en referencia a los jueces.

El MP pidió una pena de ocho años de cárcel para el hijo del gobernante, a quien se le atribuye el delito de fraude en forma continuada.

Se defienden

También se les otorgó la palabra a los demás procesados en el caso. Anabella de León, extitular del Registro de la Propiedad, dijo: “yo quiero una sentencia justa, más que legal”.

En tanto, Abdi Estrada, reclamó por el trabajo del MP en el proceso y afirmó ser inocente. “Yo no me he robado ni un centavo”.

En audiencias anteriores el MP pidió penas de prisión de entre 8 y 11 años para los 25 acusados en este caso.

El Tribunal Décimo Tercero programó para el 19 de agosto la lectura de la sentencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo