Nueva Orleans anticipa la llegada de la tormenta Barry, que podría volverse huracán

La tormenta tropical Barry se dirigía el jueves hacia Nueva Orleans, cuyos habitantes revivían los espantosos recuerdos del mortal huracán Katrina de 2005.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Nueva Orleans se preparaba este jueves para la inminente llegada de la tormenta tropical Barry, que podría convertirse en huracán en las próximas horas.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), se espera que el sistema "se convierta en un huracán el viernes por la noche o en la madrugada del sábado".

La tormenta ya ha causado inundaciones importantes en esta ciudad del sureste de Estados Unidos.

Con Barry a tan solo 152 kilómetros de la desembocadura del río Mississippi, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró el estado de emergencia.

Además, dos condados ordenaron la evacuación obligatoria de una parte de su jurisdicción.

El miércoles la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, advirtió vía Twitter a los residentes de la ciudad que "revisaran sus planes y kits de suministro y que estuvieran alerta de los últimos pronósticos".

"El centro de Barry estará cerca de la costa central o sureste de Luisiana el viernes por la noche o el sábado", pronosticó el NHC en su boletín del jueves.

Recuerdo de Katrina

La región no solo se enfrenta a importantes inundaciones, sino también a la posibilidad de que el crecido río Mississippi sobrepase los diques.

Un funcionario del cuerpo de ingenieros de la Armada de Nueva Orleans se mostró preocupado por los diques del sur de la ciudad.

El miércoles, autoridades anunciaron que 118 bombas colocadas por toda la localidad estaban operando en "óptima capacidad".

Inundaciones en Nueva Orleans AFP

En 2005, el huracán Katrina, el más letal y costoso en la historia de Estados Unidos, inundó el 80 % de la ciudad estadounidense.

Recordado por la devastación que causó en Nueva Orleans, Katrina también golpeó otras partes del estado de Luisiana, como Mississippi y Alabama.

El huracán dejó casi 2 mil muertos a su paso y causó daños estimados en más de 150 mil millones de dólares.

¿El primer huracán?

Si la tormenta se convierte en un huracán, como está previsto, será el primero de la temporada en el Atlántico.

Mientras tanto, brigadas del Departamento de Transporte y Desarrollo de Louisiana levantaban barreras y limpiaban zanjas y otros escombros ante el inminente diluvio.

La zona que va desde la desembocadura del río Mississippi hasta Cameron, en Luisiana, está en alerta de huracán.

Por otro lado, la zona que va desde la desembocadura del río Pearl hasta Morgan City, también en Luisiana, está en alerta de tormenta tropical.

Esta previsto que Barry deje entre 25 y 38 centímetros de lluvia, llegando a 50 centímetros en algunas zonas, aseguró el NHC.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo