¿Cuál es la situación del sistema educativo nacional?, expertos se refieren al tema

Un viceministro de Educación dijo que se han tenido avances en la actual administración, incluido el incremento de días efectivos de clase en los centros educativos públicos.

Por Nancy Alvarez

Aunque el Gobierno ha resaltado que durante la actual gestión se han tenido avances en el sistema educativo nacional, expertos en el tema señalaron que hay brechas por superar y consideraron que incluso los niños y adolescentes guatemaltecos se están quedando atrás en el mundo competitivo actual.

Acerca de la educación se conversó hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, en donde también se abordó el acuerdo alcanzado por el Gobierno y sindicalistas del magisterio para la entrega de un beneficio económico de Q2 mil 500 a los trabajadores de la cartera, antes de que finalice este año.

Además, se acordó con el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (Steg) que se buscarían los recursos económicos para financiar el pacto colectivo de condiciones de trabajo a partir de 2019.

Manuel Villacorta, doctor en sociología política y columnista de prensa; y Gabriel Viguria, presidente de Empresarios por la Educación, coincidieron en que están de acuerdo con que los maestros reciban mejoras salariales, pero las mismas deben ir de la mano con mejoras en la calidad educativa.

El analista opinó que el dirigente magisterial Joviel Acevedo ha logrado manejar un caudal político y conseguir año tras año, con los diferentes Gobiernos, los incrementos de sueldo, pero no se han observado cambios sustanciales que beneficien a la población educativa.

Por aparte, dijo que aunque el Gobierno habla de que se superó la meta de 180 días de clases efectivos, se incrementó la repitencia y deserción escolar.

Aseguró que actualmente hay 1 millón 500 mil niños fuera del sistema escolar y de cada 100 niños que empiezan los estudios de primaria, solo 25 los terminan.

Viguria hizo referencia a las brechas que permanecen en la educación en el país. Inició señalando que solo uno de cada diez estudiantes que son evaluados en matemática a nivel nacional han tenido resultados satisfactorios, mientras que solo tres de cada diez aprobaron las pruebas de lectura.

También hay brechas en el tema de infraestructura, pues de las casi 33 mil escuelas que hay por lo menos cinco mil están sin energía eléctrica y a otras les falta remozamiento, añadió.

Según dijo, actualmente es más del 80 por ciento del presupuesto el que se destina al pago de sueldos, y el resto va para programas educativos.

Sobre el aspecto de los salarios, resaltó que el docente es un pilar clave para la transmisión de la calidad educativa, y sus ingresos deben ser dignificados, pero también deben establecerse bajo términos de meritocracia y resultados.

“Se está pidiendo casi Q5 mil millones para pagar el pacto colectivo en los próximos tres años. Estamos aquí prácticamente hipotecando el futuro educativo de nuestros niños”, señaló.

“Si se siguen permitiendo este tipo de juegos políticos no habrá dinero que alcance para mejorar la calidad educativa y se le estará fallando a los niños”, detalló el director de Empresarios por la educación.

El viceministro técnico de Educación, Héctor Canto, explicó que la naturaleza de los pactos colectivos se ha convertido en una obligación legal para el Estad porque hay pactos anteriores firmados.

Sin embargo, destacó que se han tenido avances en los últimos tres años y que los acuerdos se han logrado con base en el diálogo, mientras que antes se firmaban casi en el primer año de gobierno.

“Nosotros hemos dialogado bastante con el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala, lo valoramos mucho porque no son acuerdos de la noche a la mañana sino que surgieron de procesos iniciados desde 2016”, indicó.

En cuanto a las mejoras que se han tenido en el sistema educativo nacional, el funcionario indicó que el magisterio ha tenido participación muy activa, haciendo visitas domiciliares escolares porque había niños que no estaban yendo a la escuela y se ha incrementado constantemente el número de días de clases efectivos.

En 2016 fueron 177 días, en 2017 se contabilizaron 183 y este año se tuvieron 188, lo cual es positivo, manifestó.

“El magisterio ha asumido ese compromiso de tener más días efectivos de clases. De 2015 para atrás, no se había superado ni 170 días”, resaltó.

Sobre el incremento salarial dijo que el magisterio está consciente que tiene que comprometerse a mejorar su desempeño y seguir preparándose académicamente, y desde ya participan en un programa los fin de semana a nivel universitario para su formación.

¿Qué hacer?

Sobre la ruta para lograr avances en la educación en el país, Villacorta indicó que es importante que el Gobierno entienda lo que es la política educativa, u se cree un acuerdo nacional donde se incluyan los centros educativos públicos y privados, las universidades y la cooperación internacional.

Lo más importante en un país es la educación, solo superado por el tema de la alimentación. Y hoy en un mundo tan competitivo nos hemos quedado atrás, argumentó.

Además, indicó que solo si se hace un acuerdo con eje político con un gobierno que realmente entienda qué es la educación integral, se verá un cambio de 180 grados en el país.

Por su parte, Viguria señaló que lo primero que debe hacerse es reconocer que con incrementos en bonos y salarios no se puede salir de esta situación. “Este no es el camino ni la respuesta”, dijo.

Si vemos el modelo educativo, primero tenemos que entender las brechas que tenemos y enfocarnos en resolverlas. Lo que necesitan los jóvenes es mejorar calidad, cobertura, nutrición, entonces se debe comenzar a trabajar el modelo educativo integralmente y priorizar la educación.

“Para apostarle a la educación de calidad el esfuerzo comienza con los padres de familia, al priorizar el tema educativo en lo que se le da a los hijos”, señaló.

De igual forma, mencionó que debe haber un pacto entre los diferentes actores y una asignación correcta de recursos para que haya programas de equipamiento de las aulas y se disminuya la brecha que hay en el ámbito digital.

Y resaltó que en Guatemala el 60% de personas es menor de 24 años, por lo cual lo que se haga hoy será un acierto o desacierto para una generación entera.

Mientras tanto, el viceministro de Educación aseguró que de parte de la cartera a la que representa se mantendrán los esfuerzos por garantizar la calidad educativa y continuar con la preparación académica de los docentes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo