“Continuaremos con nuestra lucha”, aseguran médicos

Este jueves resaltaron que las medidas de hecho seguirán vigentes en busca de que exista “una salud pública digna y un salario digno de profesionales”. Mientras que el ministro de Salud, Carlos Soto, detalló que no puede obligarlos a trabajar y que respetará la negociación.

Por Álvaro Alay

En una conferencia de prensa ofrecida este jueves en el hospital Roosevelt, la Asamblea de los Profesionales de Salud dio a conocer que mantendrá las medidas de hecho aplicadas para exigir a las autoridades que se les otorguen mejoras laborales.

Jaime Cáceres, vocero del personal del hospital General San Juan de Dios, leyó un comunicado por medio del cual confirmó que el cuerpo médico de ese centro asistencial y del Roosevelt continuará con las acciones que se han tomado para que sean atendidas sus “justas demandas”.

De igual forma, por medio del documento exigieron que el Gobierno cese inmediatamente “con las medidas represivas y de hostigamiento” contra profesionales que laboran en el Ministerio de Salud.

“Continuaremos con nuestra lucha”, resaltó el médico, quien se refirió a la importancia de que haya mejoras para tener una red hospitalaria digna y que se paguen sueldos dignos para los profesionales de la salud.

De igual forma, señaló que buscan tener “un diálogo justo y limpio” y que hace falta que los ministros de Salud y Finanzas, así como el presidente de la República y los diputados al Congreso “se pongan la mano en la conciencia”.

Cáceres criticó los altos salarios de los que gozan algunos empleados del Legislativo, mientras en el sistema de salud los profesionales los sueldos no son acordes con la formación, las capacidades y tiempo de servicio que prestan.

“(Los médicos) hacen turnos de hasta 36 horas cada cuatro días, por un mísero sueldo de Q3 mil 200, que con bonos puede llegar a Q6 mil”, dijo.

 

Detalló que no buscan confrontaciones con el ministro de Salud, Carlos Soto, ni otras autoridades, pero esperan tener resultados en la reunión programada para mañana en el Congreso.

Asimismo, reiteró que la tabla presupuestaria propuesta seguirá como desde el inicio la plantearon. Esta establece un mínimo de Q23 mil para los médicos profesionales que trabajan en jornadas de ocho horas diarias y refleja un promedio de lo que devengan los galenos salvadoreños y hondureños.

Por aparte, añadió que exigen la renuncia del viceministro de Hospitales, Mario Figueroa. “Él es el responsable de los continuos acosos laborales que hemos tenido en los dos hospitales”, aseguró Cáceres.

Y reiteró que nombraron “non gratas” a las autoridades ejecutivas del hospital San Juan de Dios y piden públicamente la renuncia del doctor Edwin Bravo, director de ese centro asistencial.

“No puedo obligarlos a trabajar”

El ministro de Salud, Carlos Soto, fue consultado con relación a lo indicado por los médicos y detalló que no puede obligarlos a trabajar. “Que sigan parados, qué voy a hacer yo. Lo que tengo de dinero es eso, ya hablé con ellos”, dijo.

Recordó que ya dialogó con los médicos tres o cuatro veces, después fueron a una reunión con el presidente Jimmy Morales, quien les hizo una propuesta, pero no la aceptaron. Y posteriormente asistieron al Legislativo.

“No es solo la necedad de no aceptar el bono de Q4 mil, no hay problema, ya no se los vuelvo a ofrecer. Si ellos no se ponen en una posición flexible, ¿qué puedo negociar?, cuestionó el médico.

Finalmente, aseguró que debe hacer las consultas necesarias con la cartera de Finanzas y verificar si lo que exigen los médicos es legalmente posible y no es lesivo para el Gobierno, y que respetará la negociación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo