Niña de 13 años da a luz a trillizos en Totonicapán

Francisca fue víctima de abuso sexual y como consecuencia dio a luz a trillizos el 5 de mayo. Ella es una de las 61 mil 686 niñas y adolescentes, entre 10 a 19 años, que han concebido en lo que va del presente año.

Por Saira Ramos

Francisca López Pérez, de 13 años, dio a luz a trillizos el 5 de mayo.

La niña originaria de Momostenango, Totonicapán, fue abusada sexualmente y embarazada por un vendedor de dulces a quien no han logrado identificar.

López y sus bebés sufren de desnutrición; ella, sus hijos y sus siete hermanos viven en una casa construida con tablas y lámina, informó el Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar).

En Nentón, Huehuetenango, María Francisca Juan Baltazar, de 13, se convirtió en madre después de que fue violada por su papá, de 65.

Tras el parto, la menor de edad fue llevada a un refugio en Huehuetenango porque su mamá, de 28, sufre de padecimientos mentales y no puede hacerse cargo de ella ni de su bebé, tampoco de su otro hijo.

Juan Baltazar no estaba inscrita en el Registro Nacional de las Personas (Renap).

Nació con sífilis

Un caso similar al de Francisca y María ocurrió en Zacualpa, Quiché.

En ese lugar Estefany Cux, de 13, fue violada por su padrastro, de 38, quien se dio a la fuga luego de que el embarazo se hizo público.

El bebé de Cux nació con sífilis congénita y sufre de desnutrición. Las probabilidades de vida son mínimas, según la información a la que tuvo acceso el Osar.

La madre víctima está en riesgo de perder la visión y para que reciba un tratamiento debe ser trasladada al Hospital Rodolfo Robles Valverde, en la zona 11 capitalina.

Aumentan los embarazos

El Osar dio a conocer que de enero a julio de 2018 se reportaron 59 mil 584 embarazos en adolescentes de 15 a 19 años.

Los departamentos con más casos son Huehuetenango, con ocho mil 170; Alta Verapaz, con seis mil 615; Guatemala, con cinco mil 527; y San Marcos, con cinco mil cuatro.

En el mismo periodo se reportaron dos mil 102 casos en niñas de 10 a 14 años, los cuales son considerados como violación por agravación de la pena.

De esos embarazos, 13 fueron en niñas de 10, 38 en menores de 11, otros 111 en víctimas de 12, 453 en jóvenes de 13, y mil 487 en mujeres de 14.

El Osar informó que en el primer semestre de 2017 hubo cinco mil casos menos.  

La frase

“Los gemelos de Juana Diego, de 13, murieron en el parto. Ella es de Jacaltenango, Huehuetenango”, dijo Ana Victoria Maldonado, del Osar. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo