El "antes" del doble crimen en el bar "La Caguama"

Antonio de Jesús Jerez habría amenazado a Gabriela Villacinda, a quien consideraba como la amiga de su esposa.

Por Jerson Ramos

Dos amenazas de muerte antecedieron al doble crimen ocurrido en el negocio de nombre Sport Bar La Caguama, en el cual fueron ultimadas la guatemalteca Gabriela Lucía Villacinda Monteque y María Carolina Laverde Sastoque, de origen colombiano.

Por el momento, tres personas son vinculadas a las muertes de Villa Montepeque y Laverde Sastoque, cuyos cadáveres fueron localizados el 21 de octubre de 2017 entre los matorrales del sector conocido como La Bajada de Los Balcones, en el bulevar San Cristóbal, zona 8 de Mixco.

El doble crimen ocurrió la noche anterior en el segundo nivel del referido negocio. Allí estaban las víctimas, los tres sospechosos y por lo menos 17 personas más, la mayoría clientes.

La investigación del caso se desarrolla en la Fiscalía contra el Femicidio, la cual mantiene en secreto los detalles del mismo, con la intención de identificar a otras personas vinculadas.

Amenazas antes del doble crimen

Uno de los sospechosos es Antonio de Jesús Jerez, alias "Tono", quien tendría relación con acciones de tráfico de drogas y fomento a la prostitución, entre otras.

Villacinda Montepeque era amiga de la esposa del señalado, Gloria Raquel González García, cuyo nombre se mencionó de manera frecuente el pasado jueves 19 de julio durante la audiencia de primera declaración de Jenifer Beatriz Pérez Mercado, alias "la China", quien por orden del Juzgado Penal de Turno de Mixco enfrentará a la justicia por dos cargos de asesinato.

Unos meses antes del doble crimen hubo una discusión entre González García y Pérez Mercado, cuando la primera se enteró que su esposo mantenía una relación extramarital con la segunda.

El pleito, que derivó en golpes entre ambas, fue presenciado por los guardaespaldas que Jerez había colocado a las dos, así como por Villacinda Montepeque.

Los custodios no quisieron involucrarse en la riña para evitar que su jefe actuara en contra de ellos. En tanto, Villacinda Montepeque defendió a su amiga y golpeó a Pérez Mercado. Por esa situación Jerez la amenazó de muerte, pero después de un tiempo ambos pudieron limar sus asperezas y continuar con su amistad.

Pero lo que el señalado no perdonó habría ocurrido por lo menos tres semanas antes del fatídico 20 de octubre de 2017. Jerez se encontraba en una finca ubicada en Escuintla en donde se desarrollaba una fiesta. Allí él y dos mujeres que no eran ni su esposa ni Pérez Mercado disfrutaban de la comida, bebidas alcohólicas y drogas.

También puedes leer: Primer semestre de 2018 refleja incremento de mujeres desmembradas

Villacinda Montepeque también fue invitada al festejo, pero intentó irse al ver que allí estaba quien la había amenazado de muerte. Este la vio, se dirigió a ella y volvió a amedrentarla para que no enviara fotografías a su esposa en las que apareciera él y las dos mujeres. Ella dijo que no iba involucrarse en nada y le explicó que su teléfono celular no servía porque estaba roto, y que no lo tenía en ese lugar.

Sin embargo, alguien en la fiesta sí documentó a Jerez con sus acompañantes y mandó un video y varias fotografías a González García, y ella las reenvió a su esposo y le reclamó. Cuando él le preguntó quién le había mandado el material, ella respondió primero que no le podía decir, pero después aseguró que había sido Villacinda Montepeque.

Pasado el tiempo, las víctimas acudieron a Sport Bar La Caguama y por casualidad también llegaron Jerez y Pérez Mercado. Este habló con el dueño de local para que les diera un espacio más privado, y fue así que se les asignó el segundo piso del inmueble.

Ataque a sangre fría

Laverde Sastoque había ido al sanitario. Villacinda Montepeque se encontraba sentada en un sillón cuando comenzó la discusión.

Pérez Mercado le gritó y la amenazó, y seguidamente Jerez dijo que toda la disputa debía acabarse, le dio una pistola a la señalada y le ordenó que le disparara. Ella le acertó un tiro en un hombro.

Posteriormente Jerez le disparó varias veces en el rostro y cráneo. Como medio de defensa la víctima levantó una mano para cubrirse la cara, pero el agresor no tuvo compasión y siguió atacándola.

La colombiana escuchó las detonaciones y salió de manera inmediata del sanitario, y al ver a su amiga tirada en el piso se lanzó en contra de Pérez Mercado, pero Jerez la detuvo. Junto a sus guardaespaldas la golpeó en el rostro hasta desfigurárselo. Por último le dio un disparo. Ella murió desangrada.

Los tres identificados en el doble crimen son:

  • Antonio de Jesús Jerez, alias "Tono", capturado el pasado 16 de julio en San Luis, Petén. Queda pendiente que sea escuchado en el Juzgado de Femicidio. Es vinculado al doble crimen y se le sindica por femicidio.
  • Jenifer Beatriz Pérez Mercad, alias "la China", aprehendida el 17 de julio último en Santa Cruz del Quiché, Quiché. El Juzgado Penal de Turno de Mixco la ligó a proceso por el asesinado de las dos víctimas
  • Luis Fernando Cardona Rodríguez, detenido en febrero y pendiente de que se conozca la acusación en su contra, así como que se determine si enfrentará debate. Se le señala por femicidio doble. Era guardaespaldas de Jerez.
  • También se investiga la participación de otros dos elementos de seguridad de Jerez.

También puedes leer: Capturan a señalados de crímenes contra una colombiana y una guatemalteca

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo