Degenhart da detalles de informe emitido por Inspectoría de la PNC tras captura del exagente Ramos

De acuerdo con el ministro de Gobernación, se ha identificado una serie de incongruencias con relación a la detención de Osbin Ramos, hermano del exdirector policial Nery Ramos.

Por Nancy Alvarez

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, se refirió este miércoles al tema de la captura del exagente de la Policía Nacional Civil (PNC), Osbin Roberto Ramos Ramos, hermano del exdirector de la entidad de seguridad, Nery Ramos.

En una entrevista en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, el funcionario explicó que él se encontraba fuera del país cuando ocurrió la detención de esta persona.

Ramos fue aprehendido por la PNC el pasado 13 de julio, en el kilómetro 90.5 de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, en flagrancia por supuestamente portar un arma de fuego alterada y esmerilada.

Degenhart aseguró que la detención de Ramos, quien fue dado de baja en mayo de 2018 de la institución, se dio de forma coyuntural. “Se debe romper la idea de que hay persecución familiar como eventualmente lo ha manifestado Nery Ramos”, dijo.

A su criterio, hay una serie de incongruencias en función de este evento, por lo cual ordenó que se realizara una investigación “exhaustiva” y ayer se le trasladó un informe preliminar de parte de la Inspectoría General de la PNC.

Según dijo, la policía atendió una denuncia telefónica sobre la presencia de un grupo de personas armadas que se conducían en una serie de vehículos, y por ello una patrulla procedió a identificar a los ocupantes del automotor donde viajaba Ramos.

En ese sentido, el ministro confirmó que no estaban siendo perseguidos, ello en referencia a que el exdirector policial ha denunciado que él y su familia son víctimas de persecuciones constantes, en las cuales estarían implicados agentes de la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici).

Lee también: Exministro de Gobernación rechaza la captura del hermano de Nery Ramos

Señaló que en el documento se menciona que el vehículo en el que viajaba el exagente Ramos era conducido por el cuñado de los hermanos Ramos, quien es elemento activo de la PNC e integra la Fuerza de Tarea Antisecuestro.

De acuerdo con Degenhart, el informe da cuenta de que el agente pidió permiso ese día para ausentarse de sus labores “para llevar a su esposa al hospital a tener un hijo”.

“La esposa y la solicitud de permiso se dirige hacia Jutiapa, al pueblo de donde todos ellos son originarios, y una de las preguntas que se hace a nivel de la Inspectoría es si él pidió permiso para ir a lleva a su esposa a tener un bebé ¿qué estaba haciendo en la costa sur?. Entonces, esa es una de las incongruencias”, expresó.

Otra de estas incongruencias a las que hace referencia es que se encontró dentro del informe una declaración del detenido, en donde él acepta que compró la pistola hace 15 días y que la compró para proteger su residencia y a su persona. “El hecho de que que aduzcan que es una prueba implantada es totalmente falso”, resaltó.

No se hubiesen presentado inconvenientes porque solamente se trataba de una identificación, pero la policía encontró un arma con el registro esmerilado. “Y eso es portación ilegal de arma de fuego”, dijo el entrevistado.

Vínculo familiar

En una entrevista previa, el exdirector policial resaltó que la responsabilidad penal es personalísima, y pese a ello se observó en las redes sociales de la PNC que en el reporte de la detención se incluyó el dato de que se trataba de su hermano.

Al preguntarle a Degenhart el motivo de que se mencionara ese vínculo familiar, explicó que dentro del documento remitido por la Inspectoría se detalla es fue él mismo sindicado el que hizo referencia cuando lo identificaron de que era hermano del exdirector.

“Si un juez encontró suficientes elementos de la posible comisión de un delito y lo ligó a proceso es porque no hay prueba implantada. Eso no lo define la PNC ni el Ministerio de Gobernación, yo ni estaba en el país”, manifestó.

Finalmente, rechazó que se esté utilizando a la Digici para de cierta manera hostigar a Ramos, su familia y otros exfuncionarios policiales.

“No hay ningún tipo de capacidad de parte nuestra, si no es a través de un expediente de carpeta judicial para darle seguimiento a ningún ciudadano, por eso digo que no es real que se le esté dando seguimiento, menos yo en lo personal que casi no conozco al señor Ramos”, dijo Degenhart.

Y aseguró que la remoción de los hermanos Ramos Ramos de la institución no se trata de un tema personal, sino institucional, y prueba de ello es que aún existe una “cantidad importante de familiares” del exdirector laborando adentro de la institución.

Agregó que “no han sido removidos sus primos, cuñados y otros familiares porque están desarrollando su labor como corresponde. Tanto él como otros exfuncionarios tienen montón de familiares trabajando en las filas de la PNC”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo