Exdirector de la PNC asegura que teme por su vida, la de sus excompañeros y sus familias

El exjefe policial Nery Ramos denunció una serie de irregularidades en su contra y de otros exfuncionarios de la PNC, lo cual aseguró, los pone en riesgo tanto a ellos como a sus familias.

Por Publinews

El exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Nery Ramos, se refirió este lunes a las acciones que se han dado en su contra, y contra su familia y algunos de sus excompañeros en la entidad.

En una entrevista con Emisoras Unidas, el exmando policial señaló que se han dado retenciones, hostigamientos y detenciones en carretera, en los cuales estaría involucrado parte del personal de la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici).

Asimismo, aseguró que unidades de esta dependencia habrían participado en la captura de Osbin Ramos, uno de sus hermanos, la cual se llevó a cabo en un “escenario cuestionable” el pasado fin de semana.

Además de esta situación, se dio la “destitución arbitraria” de más de 20 mandos de la PNC, “oficiales y comisarios con una carrera intachable, por el simple argumento de” haberse comunicado con Ramos o alguno de los exfuncionarios, lo cual recae en la violación de su derecho constitucional al trabajo, según indicó.

Entre quienes han sido removidos de su cargo están los familiares de Ramos y del exdirector general adjunto de la PNC, Erwin Mayen, quienes tenían una carrera en la entidad de seguridad.

Ramos señaló que hay otras situaciones que inciden en su vulnerabilidad, como la “reducción drástica” a su esquema de seguridad y al de sus compañeros, pues en su caso, siete de los efectivos de PNC que tenía asignados fueron distribuidos a Cobán, Alta Verapaz, y Petén, entre otros sectores.

“Es una situación que no solo vulnera nuestra seguridad, sino también de nuestras familias, por la trayectoria de investigación criminal (que tenemos) desarticulando estructuras de narcotráfico y crimen organizado”, expresó.

Lee también: Embajada de EE. UU. felicita a Nery Ramos por su labor frente a la PNC

Para el exdirector policial, esto corresponde a una serie de eventos violatorios a los derechos a la locomoción, al trabajo y a la seguridad, que han dejado en evidencia una intención de provocar daños a su persona, otros exfuncionarios y sus familias.

“Son acciones que no podemos callar y no podemos restarle importancia. Por esa razón hoy lo pongo de conocimiento público y lo haré del conocimiento de instancias institucionales”, resaltó.

No descarta “alianzas perversas”

Con relación a de dónde podrían provenir esas acciones en su contra, Ramos explicó que tanto él como sus excompañeros no encuentran una razón, pues nunca tuvieron enemistad con las actuales autoridades de la cartera de Gobernación y la PNC.

“No hubo jamás ningún problema con ellos, a partir de que nos cesaron de nuestras funciones estuvimos claros que un capítulo de servicio a la patria había terminado. No hemos interferido en absoluto en ninguna actividad de esas instituciones y por eso nos extraña tantísimo”, explicó.

De acuerdo con Ramos, lo que ocurre los lleva a inferir cuestiones “bastantes peligrosas”, como la posible existencia de “alianzas perversas” con esas estructuras que en su momento fueron puestas tras las rejas y puedan pretender cobrar venganza.

Añadió que la Digici "es la institución que han instrumentalizado para la persecución selectiva de quienes ellos consideran como sus enemigos".

Esta situación le hace temer por su vida, la de sus excompañeros y las de sus respectivas familias, manifestó Ramos, pues recordó que trabajó durante más de 18 años desarticulando estructuras criminales, de secuestradores, del crimen organizado y narcotraficantes.

“Hemos aprendido a lidiar con esta amenaza natural que implica poner tras las rejas a esas estructuras, con lo que no hemos aprendido a lidiar es con funcionarios que abusen del poder y utilicen recursos humanos y logísticos de las instituciones para este tipo de atropellos”, expresó.

En ese sentido, resaltó que se harán las denuncias ante las entidades que correspondan, pues no están dispuestos a callar las ilegalidades.

“Estaremos utilizando los mecanismos que la ley nos permite ante instituciones como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, la Procuraduría de los Derechos Humanos y el Ministerio Público para poner en conocimiento este tipo de acciones”, aseguró.

Finalmente, Ramos hizo un llamado a los mandos y efectivos de la PNC a que sigan sirviendo con honor a los guatemaltecos y sigan protegiendo a los ciudadanos, “nunca con obediencia ciega a instrucciones que se aparten al margen de la ley”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo