OEA inicia misión en Guatemala por tragedia de volcán de Fuego

La Comisión de la OEA arribó a nuestro país en respuesta al llamamiento de ayuda internacional con especialistas en gestión, planeación y evaluación de riesgos, informó la Conred.

Por Nancy Alvarez

Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) comenzó este martes a apoyar a Guatemala en las tareas de recuperación para los miles de damnificados que dejó una potente erupción del volcán de Fuego, que mató a 110 personas en el sur del país.

Los delegados de la OEA "llegaron a Guatemala con el propósito de sumarse a los esfuerzos que se realizan en el país en el proceso de recuperación" luego de la erupción del pasado 3 de junio, dijo David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

La misión dará "acompañamiento" al gobierno que, a más de dos semanas de la tragedia, mantiene en albergues a 3 mil 623 personas de poblados afectados por el deslave de toneladas de material volcánico ardiente que se desprendió tras la erupción.

El presidente Jimmy Morales anunció un plan de casas temporales en una finca estatal en Escuintla, antes de desarrollar un proyecto definitivo.

El grupo de la OEA incluye expertos en gestión de riesgos de desastres, planeación y evaluación, agregó de León.

Suspenden tareas de rescate

Las autoridades dieron por terminada la búsqueda de los desaparecidos el domingo pasado, pero algunos vecinos siguen ingresando a la zona devastada con la intención de recuperar a sus familiares.

El alud sepultó la comunidad San Miguel Los Lotes, en la ciudad de Escuintla, en la que murieron 110 personas y 197 permanecen desaparecidas, según datos oficiales.

El volcán, de 3 mil 763 metros de altura y situado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, sigue en constante actividad. Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), este martes presentaba entre 4 y 5 explosiones débiles por hora, así como la expulsión de columnas de ceniza a 4 mil 500 metros sobre el nivel del mar.

Además, las fuertes lluvias han provocado que avalanchas de sedimentos volcánicos y agua, conocidos como lahares, desciendan por las cuencas naturales del coloso, aumentando la posibilidad de inundaciones y destrucción de puentes en poblados asentados en ríos cercanos.

* Con información de la agencia de noticias AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo