Por medio de tres acciones legales, Aifán busca evitar que se vulnere su independencia judicial

La jueza Erika Aifán, quien entre otros casos conoce el denominado Migración, donde se ve involucrada la familia rusa Bitkov, presentó una denuncia en la PDH.

Por Jerson Ramos

Tres son las acciones legales con las cuales la jueza de Mayor Riesgo D, Érika Aifán, busca evitar que se vulnere su derecho de independencia judicial.

Este 29 de mayo, Aifán recibió en su despacho al procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, con quien habló sobre la orden que le dio la Sala Tercera de Apelaciones del Ramo Penal para que beneficiara a la familia Bitkov, originaria de Rusia.

La juzgadora planteó ante el despacho del magistrado de conciencia una denuncia por la violación a su criterio e independencia judicial.

“Ese es uno de los principios rectores del trabajo que desempeñamos, y uno de los pilares fundamentales del sistema de administración de justicia, ya que a partir de allí tenemos la garantía hacia la ciudadanía de que va a tener un proceso justo, ajeno a cualquier presión que pueda ser externa o interna el poder judicial”, le dijo Aifán a Rodas.

 

Otras acciones

En la Corte de Constitucionalidad se tramita una queja que la jueza presentó por considerar que no se respeta su calidad de funcionaria judicial.

Por aparte, la Corte Suprema de Justicia conoce un recurso de revisión de apremio, con el que Aifán afirma que no se justifica la multa de Q1 mil que la referida Sala le impuso, así como la orden que se hizo al Ministerio Público para que la investigara.

Ambas sanciones se señalaron por la posibilidad de que la jueza no haya cumplido con excluir a los Bitkov del caso “Migración” por considerarlos migrantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo