"Quiero pedirle perdón al pueblo de Guatemala", dijo expandillero que delató a sus compañeros

Óscar Humberto Contreras, alias "el Abuelo", uno de los fundadores de la pandilla del Barrio 18, delató a 23 de sus excompañeros ante el tribunal en el que son juzgados.

Por Jerson Ramos

"Quiero pedirle perdón al pueblo de Guatemala por lo que yo hice anteriormente, pues anteriormente no pensaba como pienso ahora, pues al estar retirado de la pandilla mis pensamientos han cambiado mucho", aseguró Óscar Humberto Contreras, alias "el Abuelo", al finalizar su declaración ante el Tribunal de Mayor Riesgo C, en el que delató a 23 de sus excompañeros.

Contreras figura como testigo protegido por el Ministerio Público, en contra de 23 supuestos jefes de la pandilla del Barrio 18, quienes integrarían la Rueda del Barrio, máxima autoridad de la organización criminal.

El expandillero relató que la organización se formó a finales de la década de 1980, como producto de las deportaciones de Estados Unidos, de donde se "copió" el estilo de las bandas juveniles.

Así delató a sus excompañeros

Según Contreras, la pandilla sustituía a la familia de quienes decidían integrar la organización.

Cada miembro tenía una puesto y eso le confería una serie de obligaciones, las cuales consistían en fomentar la seguridad de la estructura.

Afirmó que la red aprovecha el apoyo que pueda dar cualquier persona.

"La vida de un pandillero depende de sus acciones. Incluso, si un niño de 8 años puede matar, pues lo ponen a matar", afirmó.

 

Agregó que se ideó la extorsión como un medio para obtener financiamiento, y que los recursos que se recaudaban tenían como destino la compra de armas de fuego, drogas y vehículos para cometer sus acciones ilícitas, además, para el pago de los abogados de quienes eran detenidos por las autoridades.

También dijo que decidió abandonar la pandilla porque se habían cambiado sus políticas.

Dijo que la mujer era vista como un sujeto que apoyaba en los fines de la red, pero que por lo general no se les daba ningún grado de responsabilidad o de autoridad.

Jefes de la pandilla

El MP acusa a los 23 supuestos pandilleros por 133 asesinatos y 45 intentos de asesinato, los cuales fueron cometidos entre 2010 y 2012.

Las víctimas fueron quienes se opusieron a entregar el dinero que les exigían como extorsión, pandilleros rivales o miembros de la red de quienes se sospechara que apoyaban a las autoridades, y elementos de las fuerzas de seguridad pública y órgano investigador.

También puedes leer: Suman 10 sentenciados a prisión por la muerte de asesor del Mingob

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo