Jefe de CICIG: “El financiamiento electoral ilícito ha permitido que la estructura de corrupción subsista”

El comisionado Iván Velásquez participó hoy en una actividad en la cual abordó diferentes temas, entre ellos, la cultura de legalidad y la lucha contra la corrupción.

Por Joel Maldonado

El titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, participó este jueves en un conversatorio con estudiantes universitarios, en el cual aseguró que el financiamiento electoral ilícito ha sido uno de los principales factores que hacen persistir las estructuras de corrupción en Guatemala.

El comisionado reiteró que el financiamiento electoral ilícito es el “pecado original” de la democracia guatemalteca, porque a su criterio, es allí en donde está el círculo de la corrupción.

“Se retroalimenta la corrupción con el financiamiento y se ha mostrado cómo ese financiamiento ilícito ha dado lugar a una determinada forma de accionar del Estado, de relación entre los servidores públicos y del ciudadano con el Estado”, expresó.

“Unas relaciones internas en el servicio público, de corrupción; y unas relaciones del ciudadano con el Estado, de corrupción”, dijo para explicar el referido círculo.

 

Corrupción estructural

Velásquez indicó que se ha podido empezar a demostrar la hipótesis que se tenía en 2014, de que la corrupción es estructural y sistémica.

“No es una corrupción episódica, no es del gobierno del Partido Patriota, ellos no se inventaron todo esto, esto tiene raíces mucho más profundas”, refirió.

Para contrarrestar esta situación, el comisionado aseguró que es necesario una cultura de legalidad, para la cual “es forzoso” que exista la cultura de la consecuencia y para esa cultura de consecuencia, la capacidad de respuesta adecuada.

Conocimiento ciudadano

Al ser cuestionado acerca de si son necesarias las conferencias de prensa para dar a conocer los casos investigados, el comisionado indicó que es importante que la ciudadanía conozca lo que ocurre en los procesos judiciales.

A su criterio, un elemento a considerar en este tema es el derecho a la información que tiene la ciudadanía. Según él, si en 2015 no se hubieran dado los canales necesarios para dar a conocer las investigaciones, la población no hubiera reaccionado igual. “Lo hizo porque tenía el conocimiento permanente, constante, de lo que el Ministerio Público venía haciendo en sus actuaciones ante los jueces”, refirió.

Según Velásquez, las conferencias son parte de un proceso constante de rendición de cuentas. Y en el sistema procesal penal se tiene que asegurar, dada su propia definición de las audiencias públicas, que se propicie el conocimiento ciudadano de lo que la justicia está haciendo.

Mencionó que es otra situación diferente el trato indigno que se le puede dar a una persona capturada.

“Bien sea con lo que se ha denominado como el pasillo de la infamia, cuando intencionalmente las personas capturadas son trasladadas a pie por 40 o 50 metros entre el vehículo que les traslada y el ingreso a Torre de Tribunales. Esas son situaciones distintas que tienen que ver con el problema de la dignidad”, indicó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo