Jugador de Comunicaciones es detenido por denuncia de violencia contra la mujer

El volante crema fue aprehendido minutos después del entrenamiento.

Por Reina Damián

El jugador de Comunicaciones Kendel Herrarte fue detenido este jueves después del entrenamiento matutino, por una denuncia de violencia contra la mujer.

La Policía Nacional Civil informó sobre la detención del jugador de 25 años, del que dijo fue aprehendido en el parqueo de vehículos de las canchas alternas del estadio Cementos Progreso, zona 6 capitalina, lugar en el que habitualmente se entrena con el equipo albo.

Según las autoridades, el futbolista es sindicado del delito de violencia contra la mujer en su manifestación física en el ámbito privado, mismo delito por el que semanas atrás fue detenido el jugador de Municipal, Marco Pablo Pappa.

La orden de aprehensión fue autorizada por Neldy Vanessa Rodríguez Andrade, jueza de turno del juzgado de primera instancia penal de delitos de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer y violencia sexual del departamento de Guatemala.

Kendel será presentado ante el juzgado correspondiente a espera de que un juez le indique el motivo de su detención. Mientras es presentado ante el juzgado de turno, permanecerá en una sala sala del Ministerio Público.

Pena que enfrenta

De acuerdo con el artículo 7 de la Ley contra el femicidio y otras formas de violencia contra la mujer, se comete el delito de violencia contra la mujer quien en el ámbito público o privado ejerza violencia física, sexual o psicológica en:

  • Haber pretendido, en forma reiterada o continua, infructuosamente, establecer o restablecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima.
  • Mantener en la época en que se perpetre el hecho, o haber mantenido con la víctima relaciones familiares, conyugales, de convivencia, de intimidad o noviazgo, amistad, compañerismo o relación laboral, educativa o religiosa.
  • Como resultado de ritos grupales usando o no armas de cualquier tipo
  • En menosprecio de cuerpo de la víctima para satisfacción de instintos sexuales, o cometiendo actos de mutilación genital
  • Por misoginia.

Kendel podría enfrentar una pena de entre cinco y 12 años de prisión; sin embargo, podría ser beneficiado con medida sustitutiva y se le impondría una caución económica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo