Expertos ven difícil que el Congreso apruebe ampliación para financiar el pacto colectivo con el magisterio

Por Nancy Alvarez

Este viernes, en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se conversó acerca del acuerdo suscrito recientemente por el Ministerio de Educación y el magisterio en el marco de las negociaciones del pacto colectivo.

Como invitados en cabina participaron Verónica Spross, directora ejecutiva de Empresarios por la Educación; y Aníbal García, abogado laboralista y exdiputado.

Mientras tanto, por la vía telefónica se conversó con los legisladores Carlos Barreda, del bloque Unidad Nacional de la Esperanza (UNE); y Juan José Porras, de Visión con Valores (Viva). Ambos coincidieron en que, en las condiciones actuales, sus bancadas no apoyarían que se aprobara una ampliación presupuestaria en el Congreso para pagar el pacto colectivo.

Pacto por la educación

Spross y García coincidieron en la necesidad de que en Guatemala se alcance un pacto en cuanto al tema educativo; sin embargo, destacaron que este no debe solo basarse en la remuneración y condiciones de trabajo de los maestros, sino debe tener como enfoque primordial una educación adecuada para los niños y jóvenes.

Los entrevistados destacaron que el sistema educativo guatemalteco presenta deficiencias y debe atenderse si se pretende lograr que los estudiantes cuenten con las competencias necesarias.

“La educación ha sido un tanto mediocre y no se ha logrado alcanzar los niveles esperados para los estudiantes. Es conveniente hacer un análisis más profundo de la situación, si se firmara un pacto colectivo, el tema no debe estar aislado, sino que debe incluir políticas públicas educativas más modernas y una carrera docente con todos los elementos”, dijo Spross.

De igual forma, detalló que los resultados de las evaluaciones practicadas a alumnos que culminan el nivel primario y a quienes se gradúan de nivel diversificado demuestran esas carencias.

La entrevistada mencionó que en las pruebas nacionales de aprendizaje se reflejó que del total de niños que finalizaron el sexto grado de primaria solo el 45% tiene el nivel esperado en lectura y el 40% en matemática.

Mientras que en los graduandos se estableció que el 32% aprobó la prueba de lectura y solo el 9% tiene el dominio de la matemática

“Estamos jugando con el futuro de la niñez y la juventud. Los padres hacen un gran esfuerzo para que asistan a clases y no alcanzan las competencias esperadas”, manifestó y aseguró que es clave que se analice qué tipo de docentes se contratan para formar a los estudiantes.

García coincidió con lo expresado por la directora de Empresarios por la Educación y opinó que el sistema educativo del país “está en trapos de cucaracha y es una tragedia nacional”.

A su criterio, el tema educativo siempre será un reto para el país porque es uno de los aspectos descuidados.

Según el exlegislador, el comportamiento de algunos maestros, porque dijo que también hay buenos docentes en el sector público, da la impresión de que solamente les importa el tema económico y no formar adecuadamente a los niños.

El entrevistado consideró que todos los que trabajan en el Estado merecen un salario digno y buenas condiciones laborales, pero también los guatemaltecos necesitan servicios públicos adecuados y que el Estado cumpla con el mandato constitucional de proveerlos.

¿Hay presupuesto para financiar el pacto?

Los acuerdos suscritos contemplan un aumento salarial del 5% para los maestros, así como un bono anual de Q2 mil 500, entre otros beneficios. Según Spross, se necesitarían por lo menos Q1 mil millones para financiarlos.

El ministro de Finanzas Julio Héctor Estrada expresó esta semana que por ahora no hay fondos para respaldar el pacto colectivo con el magisterio, si en caso se llega a concretar.

En ese sentido, una de las opciones sería solicitar una ampliación presupuestaria en el Congreso, para lo cual el líder magisterial Joviel Acevedo ya se encuentra haciendo negociaciones con algunas bancadas.

Sobre este tema, García dijo que ve difícil la ruta en el Congreso para una ampliación, pues aparentemente no se tienen los votos necesarios para aprobarla; sin embargo, dijo que se debe dejar que la negociación continúe y esperar los resultados.

En tanto, los diputados Porras y Barreda aseguraron que el pacto colectivo es un tema del Ejecutivo, pues fue este el que hizo los acuerdos con el sector magisterial y tendrá que establecer de dónde saldrá la fuente de financiamiento para cumplir con los aspectos económicos que conlleva.

Ambos aseguraron que sus bancadas no respaldarían la ampliación, mucho menos si se trata de más deuda pública para el país.

Barreda consideró que la ampliación que eventualmente se estaría enviando podría ser de entre Q3 mil millones y Q4 mil millones, pues piensa que el Ejecutivo no solo se enfocaría buscar fondos para el pacto. “Quieren presionar al Congreso y enviar ampliación al Congreso no solo para el magisterio, sino infraestructura” y otros ministerios.

El legislador explicó que podrían existir espacios presupuestarios en el Ministerio de Gobernación y el propio Ministerio de Educación para costear el pacto sin tener que hacer una ampliación, pero es decisión del Ejecutivo.

Sin embargo, indicó que si se toman fondos de los diferentes programas de la cartera educativa, obviamente ello afectaría otras metas y resultados que esta podría tener planteados, pero es decisión del Ejecutivo.

Por su parte, Porras dijo que pedir una ampliación al Congreso en la situación actual “sería una forma de chantaje” sabiendo que no se ha tenido la recaudación tributaria necesaria y hay temas de contrabando que afectan al país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo