Diferentes opiniones acerca de la viabilidad de firmar un pacto colectivo con el magisterio

Por Nancy Alvarez
Omar Solís
Diferentes opiniones acerca de la viabilidad de firmar un pacto colectivo con el magisterio

Luego de que el presidente Jimmy Morales diera a conocer que el próximo jueves se firmará un acuerdo “para dignificar el trabajo de los maestros”, diferentes opiniones se han dado por parte de expertos, funcionarios y el líder magisterial Joviel Acevedo acerca de cuán viable es que se suscriba un nuevo pacto colectivo de condiciones de trabajo.

"Después de varios meses de estar hablando, hemos llegado a un acuerdo y Dios mediante la próxima semana se estará firmando el pacto colectivo", expresó Morales el pasado jueves, el mismo día en el que el magisterio llevó a cabo una jornada de manifestaciones.

Se informó que este acuerdo contempla un aumento salarial del 5 por ciento, un bono anual de Q2 mil 500 para los docentes, así como temas de profesionalización.

¿De dónde saldrán los fondos?

El investigador del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Ricardo Barrientos, se refirió a este tema y detalló que la Constitución establece que no pueden programarse gastos si no tienen fuente de financiamiento.

“Ese pacto no se puede firmar hasta que no esté clara la fuente de financiamiento”, aseguró.

El experto añadió que “se violaron todos los principios fundamentales de transparencia fiscal, porque aunque se sabía de la negociación, no se hizo pública”.

“Nos preocupa muchísimo porque es posible que durante la negociación del acuerdo se haya cometido una ilegalidad”, refirió al explicar que cuando se negocie un pacto de este tipo el Ministerio de Finanzas está obligado a acompañar el proceso de negociación, proveyendo todos los insumos respecto al impacto financiero, tanto en el primer año de aplicación, como en los ejercicios fiscales siguientes, lo cual aparentemente no ocurrió.

Acerca de ello, el dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (Steg), Joviel Acevedo, refirió que el titular de la cartera del Tesoro, Julio Héctor Estrada, fue invitado a las reuniones en donde se llevó a cabo la negociación, pero no asistió.

El ministro “no quiso ir a ninguna reunión de pacto colectivo” y hay cartas donde se puede verificar que fue convocado, detalló. Asimismo, aseguró que de parte de la Procuraduría General de la Nación (PGN) “algunas veces” asistieron representantes.

Además, Acevedo dijo que el Ministerio de Finanzas “siempre dice que no hay” recursos, por lo cual sugirió que para el magisterio se utilicen fondos destinados actualmente para la devolución del crédito fiscal a empresarios.

“Hay Q3 mil 800 millones para los empresarios y no pueden haber Q1 mil millones para cumplir la ley” en temas relacionados con el magisterio, expresó.

El líder magisterial solicitó que se suscriba y se cumpla el nuevo pacto colectivo o bien que se dé cumplimiento al artículo 53 del decreto legislativo número 1485, estatuto Provisional de los Trabajadores del Estado, en el cual se hace referencia a los sueldos básicos y la partida global para nivelaciones y aumentos.

Acerca de este tema, Estrada respondió “una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”. “La devolución de crédito fiscal tiene su ley propia, no son los montos que (Acevedo) plantea. No es un tema de caja, sino que es un problema de espacio presupuestario”.

El ministro de Finanzas aseguró que si a Finanzas llegara para dictamen el tema del nuevo pacto, saldría negativo porque no hay espacio presupuestario, por lo cual recomendó que se reconozca que hay que cumplir con los requisitos de manera precisa.

El funcionario aseguró que actualmente no es posible dar el aumento salarial al magisterio y para hacerlo sería necesario que el Congreso aprobara una ampliación presupuestaria.

Las declaraciones de Acevedo y Barrientos se dieron durante el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas. Mientras que Estrada se pronunció durante una conferencia de prensa ofrecida tras finalizar el gabinete de Gobierno.

Mejoras vinculadas con la calidad educativa

En la entrevista de A Primera Hora también participaron Lucrecia Marroquín de Palomo, vicepresidenta de la Cámara Guatemalteca de Educación; y Gabriel Biguria, de Empresarios por la Educación.

Ambos invitados opinaron que las mejoras en el magisterio deberían estar enfocadas en los estudiantes y la lucha de los sindicalistas y de las autoridades también estar alineada en ese sentido, pues resaltaron que los resultados de los últimos años reflejan un decrecimiento en la calidad educativa, en lugar de mostrar mejoras.

En las evaluaciones a graduandos acerca de lenguaje y matemática se observa que solo 3 de cada 10 aprobaron las relacionadas con la primera materia, mientras que solo 1 de cada 10 tenían los conocimientos necesarios en matemática, dijo Biguria.

En tanto, Marroquín aseguró: “Cada año son peor los resultados de las evaluaciones, cuando cada año se le aumenta presupuesto al Ministerio de Educación. La educación del país está así porque no hay maestros que peleen por la educación, sino que solo pelean por un aumento de su salario”.

Mientras tanto, Barrientos manifestó que el sueldo inicial de un maestro es de Q3 mil 500 mensuales y debe esperar 20 años para llegar a un escalafón que le permita percibir un salario de Q8 mil al mes. Por ello consideró que hay una parte de legitimidad en que los docentes pidan mejoras salariales; sin embargo, esto no se debe hacer con un tema financiero “irresponsable y desatendiendo la calidad de la educación”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo