Baldetti en sanatorio a una semana de la audiencia del caso La Línea

Exvicepresidenta Roxana Baldetti se alojó en un sanatorio el 3 de julio de 2017. El juez Miguel Gálvez espera que le respondan por qué sigue internada.

Por Kenneth Monzón

“Infección urinaria y problemas de alimentación” debido a una supuesta bacteria en su sangre. Este es el diagnóstico que mantiene a la exvicepresidenta Roxana Baldetti en un sanatorio de la zona 12. Incluso, hasta recomendaron una operación. La audiencia intermedia del caso La Línea peligra cuando falta una semana para comparecer en la “megasala” del Organismo Judicial (OJ).

El juez Miguel Gálvez aún espera que le informen por qué la exvicegobernante sigue internada si autorizó la salida desde la cárcel Santa Teresa, en la zona 18, “solo para que le practicaran una evaluación”. Baldetti permanece en una cama del sanatario Mediservicios con vigilancia desde el 3 de julio de 2017.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) remitió un informe médico el 26 de junio de 2017 y la conclusión era que Baldetti estaba estable. El juez Gálvez autorizó la salida el 29 de junio de 2017, aunque se atrasó debido a un motín en la cárcel “El Preventivo” ese fin de semana.

Baldetti, quien aceptó ser extraditada a Estados Unidos por cargos de narcotráfico, se quedó internada debido a una exhibición personal que planteó en un juzgado de paz. Baldetti interpuso tres exhibiciones personales en distintos juzgados.

“Lo normal es centrar todas las actuaciones en una judicatura”, mencionó el juez Gálvez.

Miguel Gálvez Omar Solís

Guardias de Presidios y agentes de la Policía vigilan los lugares cercanos al centro asistencial. “A veces los reos se aprovechan”, informó la semana pasada Francisco Rivas, titular del Ministerio de Gobernación cuando se enteró que Baldetti se había quedado internada.

¿Y La Línea?

Como la exvicemandataria sigue hospitalizada la audiencia intermedia del caso de defraudación aduanera denominado La Línea está en peligro. El juez incluyó en su agenda 20 días y citó a los sindicados a las 9 horas del 17 de julio de 2017 en la “megasala”.

En 2015 el juez Gálvez autorizó a Baldetti salir de la cárcel dos días para que le practicaran una evaluación médica. Pasó 111 días y hasta celebró la Navidad y el Año Nuevo con sus familiares en un sanatorio de Mixco.

La exvicegobernante está señalada como la cabecilla de los casos La Línea, “Cooptación del Estado de Guatemala”, el usufructo oneroso en la Portuaria denominado “TCQ” y espera un juicio por el fraude al Estado por una fórmula mágica para limpiar el lago de Amatitlán.

Ya estuvo internada

Baldetti estuvo internada en el Centro médico Valle del sol, en Mixco, luego que el juez Gálvez autorizó una revisión médica. Al principio era por tres días y pasó más de 111 días internada, incluso compartió con su familia la Navidad de 2015 y el Año Nuevo de 2016.

También ha estado internada en el Hospital de la Policía Nacional Civil, en el Centro Médico Militar y en el Hospital General San Juan de Dios.

La exvicemandataria mencionó en una oportunidad al juez que “quería estar bien de salud” para “terminar la novela” que la tiene en prisión desde el 21 de agosto de 2015.

Audiencia ya se ha suspendido

El proceso judicial para saber si Baldetti, el encarcelado expresidente Otto Pérez y otros 29 implicados en el fraude en las aduanas llegue a un juicio se ha suspendido por diversas acciones.

La más reciente sucedió el 15 de febrero de 2017. Ya se realizaban ocho audiencias y el fiscal Juan Sandoval reproducía conversaciones telefónicas cuando la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo ordenó al juez detener el proceso por una acción que interpuso Pérez Molina. Pretendía que le reformaran los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y defraudación aduanera.

El 30 de enero de 2017 también se suspendió. Esta vez por la inasistencia de Baldetti. En esa oportunidad fue enviada a un juicio por el fraude con una "agua mágica" para sanear el lago de Amatitlán.

Otras suspenciones ocurrieron el año pasado: El 10 de octubre de 2016 se suspendió el inicio de la audiencia debido a que el exmandatario Pérez Molina estaba sin defensores. El juez Gálvez aceptó las excusas que días antes habían presentado los abogados César Calderón y Mario Hernández.

La primera suspención fue el 29 de marzo de 2016, poco después de las 10 horas el juez Gálvez decidió suspender la audiencia basado en una apelación que interpuso la Procuraduría General de la Nación (PGN) que fue separada del proceso en la audiencia anterior en la que Salvador González, alias Eco, aportó detalles como colaborador eficaz de la estructura de defraudación aduanera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo