Salvador González, alias Eco: “Ofrecían Q200 mil por mi cabeza”

González reveló que existieron movimientos millonarios de efectivo, para lo cual se utilizaba facturación con conceptos ficticios.

Por Kenneth Monzón

Este martes se desarrolló la continuación de la audiencia de declaración en anticipo de prueba de Salvador González, alias “Eco”, quien es colaborador eficaz en el caso Cooptación del Estado.

Este proceso es conocido por Miguel Ángel Gálvez, titular del Juzgado B de Mayor Riesgo. La diligencia se realizó en la “megasala”.

González respondió hoy a las preguntas formuladas por representantes de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), y se refirió a diferentes gestiones que realizaron el expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicemandataria Roxana Baldetti. Además, mencionó que supo de posibles ataques en su contra.

Lee también: “Eco” salpica al prófugo Alejandro Sinibaldi y a Mariano Paz

Q200 mil por "su cabeza"

De acuerdo con Eco, la primera vez que habló sin ser colaborador eficaz, y reveló actos de Pérez Molina y Baldetti, por su seguridad fue aislado en Pavoncito, donde guardaba prisión preventiva.

Según dijo, luego de que brindara testimonio sobre los hechos anómalos, “se comenzaron a dar ciertas situaciones” y supo que se había ofrecido Q200 mil a algún reo para que pudiera terminar con su vida.

“Le habían puesto precio a mi cabeza”, afirmó González.

En otro tema, el colaborador reiteró que un helicóptero contenía las siglas "ORA" para referirse a “Otto, Roxana y Alejandro”.

Las gestiones de Pérez

Asimismo, González manifestó que existieron "movimientos millonarios de efectivo". "El dinero de dividendos de Pérez Molina a principios de 2012 fueron Q400 mil y en 2013 fueron más de Q3 millones”, dijo.

“Una vez participé en la entrega. Luisa de Pérez llevó una maleta y se la entregó a Claudia Orellana en la oficina 806 de Paseo Plaza. Luego se lo entregaban a Julio Aldana para hacer los depósitos", expuso.

En tanto, Eco recordó los encuentros que sostuvo con el expresidente. "Me reuní no menos de seis veces con Otto Pérez. En una reunión se tocó el tema La Línea. En otra, en su despacho, recuerdo que estuvo su esposa", indicó.

Lee también: Salvador González, alias Eco: “Presentía que la CICIG me estaba escuchando”

"En el despacho del entonces presidente me reuní con él, su hija Lisseth y su nuera Luisa de Pérez y me dijo que me hiciera cargo de las empresas", declaró Eco.

De igual forma mencionó que Mario Contreras le pagó Q18 mil para gestiones de Pérez Molina. Y afirmó que el exmandatario aceptó que "se facturara de manera ficticia".

El closet de Baldetti

Eco revela que Baldetti tenía un closet en la Vicepresidencia, en el cual guardaba facturación y documentos de sus empresas.

"Era Judith Ruiz quien los guardaba y una vez le dije que los mantuviera bajo llave para evitar fuga de información”, detalló González.

Mencionó también que Ruiz autorizaba su ingreso a la Vicepresidencia. "Lo hacía en mi carro por el callejón Manchén. No menos de 40 veces entré. Ahora con Pérez Molina solo una vez me anuncié. Las otras entraba por la Vicepresidencia", relató.

González añadió que "no se podía decir el nombre de Baldetti”, por lo cual todas sus sociedades tenían que funcionar como que eran de cualquier otra persona. Para ello les ponían “nombres raros y seudónimos”.

“No podíamos revelar que ella (Baldetti) ejercía el control. No podíamos involucrarla. De la misma forma se manejó con Pérez Molina", resaltó.

Asimismo, señaló que “había una amistad con Judith”, quien a su criterio, “no tenía decisión, pero tenía poder de convocar”.

“Nos decía sin excusa ni pretexto se tienen que reunir por orden de Baldetti. Fungía como coordinadora", declara Eco con relación a Judith Ruiz, asistente de la exvicemandataria.

En otro tema, el colaborador declaró que "la hermana de Baldetti coordinaba los pagos del hotel Mansión de la Luz, en La Antigua", por cuyo mantenimiento dijo se pagaban Q300 mil. Sin embargo, aseguró que no recordaba el nombre de la mujer a la que se refería.

Reveló también que en las facturas que emitía Proinver (de Baldetti), "los conceptos eran ficticios, nunca se dio el servicio. Nunca hubo actividades ni había personal”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo