Luz Cipriota: "Soy una guerrera en #2091enFOX"

Muchos la conocen por sus papeles en telenovelas y teleseries familiares como “Soy Luna” y “Herencia de amor”, pero ahora la veremos como una guerrera violenta en “2091”, la primera serie latinoamericana de fantasía y ciencia ficción.

Luz Cipriota:
Por: Publinews

Esperaba ver a una joven dulce y de pelo largo color castaño oscuro, pero, en realidad, quien entró en la sala de entrevistas de “Fox Telecolombia” fue una mujer con mirada penetrante y cabello corto y rubio.

Más que una joven Alanis Morissette, la actriz y cantautora argentina Luz Cipriota me recordó al personaje de Charlize Theron en “Mad Max”.

“Tuve que cortame la melena, no iba con mi personaje”, explicó la intérprete, que tenía poco más de dos semanas de haber comenzado el rodaje de “2091”, la primera serie latinoamericana de televisión de fantasía y ciencia ficción.

Publinews conversó con ella acerca de su participación en este proyecto y lo impactante e inesperado de Altea, su personaje.

¿Qué pensaste cuando te enteraste de la serie “2091”?

Me encantó la propuesta de “Fox”. El tema era muy llamativo y particular. Venía viendo las series “Kdabra” y “Cumbia Ninja”, porque conozco a Andrés Gelós, el autor de estas y de “2091”. Le seguía la carrera porque habíamos trabajado juntos.

Siempre deseaba que llegara el momento de encontrar a un personaje para trabajar con él. Y “Fox” me seducía por la presencia y llegada que tiene a nivel mundial. Siento que para cualquier actor, trabajar para una producción de “Fox” es jugar en una primera división.

Cuando surgió esta posibilidad del castin en Buenos Aires, me dijeron: “Queremos guerreras del futuro”, y aceptamos que vengan con propuestas de vestuario y maquillaje. Me fui “montada”.

Fui al cástin en jeans y con una playera sin mangas para mostrar mis músculos. Era un día en que se caía el cielo de la tormenta que había. Llegué empapada, así que me la jugué. Como era algo totalmente distinto, sentí que podía darle mucho a este tipo de personaje.

Puntualmente, no sabía para qué personaje estábamos haciendo el castin. Así que entré totalmente mojada y con la rupa sucia. Y funcionó.

Pasaron meses hasta que me enteré de que iba a formar parte. Me encantó desde el principio. Ni me habían dicho qué personaje interpretaría y ya había dicho: “Voy para allá, no me importa lo que me toque hacer’.

Háblame de Altea, tu personaje.

Ella me encanta, porque interpretarla fue un desafío diario. Es la más violenta de todas las guerreras y jugadoras. Es una psicópata y gamer muy fanática, al punto de no distinguir por momentos si está jugando o está en la vida real, lo que lo convierte en un tipo de “mono con navaja”.

No distingue si está disparando en la vida real o en un videojuego, y aunque eso es un problema, me parece fascinante. Está reloca. Me obliga a ponerle todo el cuerpo todo el tiempo.

Más que intelectual, la siento como si fuera una criatura gigantesca. Por supuesto, no lo soy, pero ese es mi concepto del personaje. Quizás intelectualmente, es una mujer que no entiende hasta dónde llegar, y con la violencia y la sangre resulta un caos, y tiene algo no resuelto.

Hasta con su sexualidad existe algo extraño. Cuando me enteré de que el personaje era así, tomé mi melena larga rubia y la corté con mis manos.

En el perfil decía que el personaje lucía como una luchadora de la artes marciales mixtas, así que como mi cara parecía de niña buena, tuve que hacer algo radical, y que las personas se preguntaran: “¿Qué le pasó?”

Al principio, me asustaba cuando me veía al espejo, pero después, cuando me monté en el personaje y estaba en el desierto filmando, supe que no podía estar con pelo largo y rulos.

¿Cómo fue filmar en el desierto?

Me encantó. Los primeros días me tocó al atardecer, lo que me ayudó a no sentir el calor extremo, pero ha sido de lo más extremo. Debí meterme en una cápsula, y estaba encerrada con los rayos del sol, que me daban en la cara.

Aunque me sentí con claustrofobia, después, cuando salí, estaba feliz. Era una niña en juguetería. “Dame más armas, ahora poneme más sangre porque vengo de la cápsula”, les decía a los productores (risas).

Ella es una de las siete gamers que va al campo de batalla, la arena del juego, y se convierte también en guerrera. Me encantaba que fuera un personaje que dentro de la nave espacial era pasiva, pero metía miedo porque en cualquier momento se volvía violenta, y después desahogarse en el campo de batalla desplegando toda su fuerza.

Hace diez años fui subcampeona nacional en Argentina de gimnasia rítmica, así que sé de trabajo corporal fuerte. Cuando me pasaron el cronograma y vi que tenía curso de manejo de armas, después clases de amarre con arneses y técnicas de lucha, pensé: “Pucha, esto es Disneyland” (risas).

Todo lo que sea “ponerle el cuerpo” me encanta. En la acrobacia me siento como pez en el agua. Lo disfruté mucho.

¿Cómo es la dinámica de los gamers en la serie?

Tenés que imaginar que encierras a siete personas que no se conocen y deben competir entre sí durante meses. De alguna manera, lo vemos así, porque son siete individuos que tienen que estar armando tácticas en el videojuego, pero a la vez también en las relaciones sociales entre ellos dentro de la nave.

Uno puede aliarse con otro de palabra en el almuerzo, y después durante el juego nos matamos entre sí. Es como lo más parecido a un reality show en donde se encierra a siete personas y que se maten entre ellos.

El gamer que gane se llevará el premio genial de ir a esta nueva ciudad que promete dar una vida mejor, y los que pierdan pasarán dos años hasta volver a una ciudad inhabitable. Tiene un peso fuerte.

En mi caso, mi personaje, que en la Tierra era policía y que es una mujer tan violenta y poco sensata, ya que puede matar en cualquier momento a cualquier persona, sin problema alguno, no sé si su deseo es ganar el premio, sino que ella está ahí porque le gusta luchar.

No tiene otros afectos o necesidades más que jugar videojuegos, y ponerle el cuerpo como si fuera ella uno de los guerreros del videojuego, a diferencia de los otros gamers.

La serie

•  Estreno. “2091” se estrenará el martes 18 de octubre, a las 21 horas, por “Fox”.

•  Historia. La nueva serie dramática futurista explora la naturaleza humana y su instinto de supervivencia en un mundo regulado, donde el mayor de los peligros es la virtualidad tan difícil de controlar.

•  Elenco. En “2091” actúan Luz Cipriota (“Soy Luna”, “Los vecinos en guerra”), Manolo Cardona (“Corazón de león”, “Palabra de ladrón”), Angie Cepeda (“Familia en venta”, “La semilla del silencio”), Christopher Von Uckermann (“Kdabra”), Cristina Rodlo (“El capitán”), Ludovico Di Santo (“La leona”); Benjamín Vicuña (“Sitiados”), Gonzalo Vivanco (“Kdabra”), Natalia Reyes (“Cumbia Ninja”), Flora Martínez (“Rosario Tijeras”), Damián Alcázar (“Kdabra”), Julio Bracho (“Bajo el mismo cielo”, “Cantinflas”), Salvador del Solar (“Cumbia Ninja”) y Jean Paul Leroux (“Quiero Amarte”, “Tiempo Final”).

Otras notas que pueden interesarte:

Maria Bopp: “‘Llámame Bruna’ es acerca de la libertad sexual”

¿Recuerdas la caricatura “Heidi”? Ahora podrás ver la película

10 cosas que debes saber de la serie “El exorcista”

María León, de Playa Limbo: “El pole dance me hace sentir libre y sensual”

Jayro Bustamante: “Cuidado con las copias pirata de ‘Ixcanul’”

Loading...
Revisa el siguiente artículo