Kim Kardashian muestra lo mucho que ha crecido su segundo hijo

Kim Kardashian compartió una tierna foto de su segundo bebé, Saint West, mostrando lo grande que está ahora y lo mucho que se parece a Kanye.

Por Ana Lucía Valladares

Aunque Kim Kardashian es una gran aficionada de publicar todo lo que sucede en sus redes sociales, poco se sabe de sus hijos.

Recientemente, la socialité compartió una tierna fotografía de su segundo bebé, Saint West, ¡y cómo ha crecido!

En la fotografía, Kim está cargando en sus brazos a su pequeño, al lado de su abuela Mary Jo Shannon Houghton, quien tiene 82 años de edad y es mejor conocida como M.J.

Some of my fave people

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Con tan solo un año y medio de edad, Saint West se roba la atención cada vez que Kim comparte una foto o video de él en sus redes sociales.

Algunas de mis personas favoritas”, escribió la Kardashian junto a la publicación que ya cuenta con más de dos millones de likes.

Aunque el Saint aparece de perfil, se puede apreciar lo mucho que se parece a su papá, Kanye West.

My little man

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Rivalidad entre hermanos

Durante su participación en el programa “The Ellen Show”, Kim confeso que existe una pequeña, pero sana rivalidad entre sus dos retoños.

“North solo le pega [a Saint] todo el día. Es horrible. Ella es tan celosa, y pensé que era una fase, no va a desaparecer!”, indicó la estrella de televisión.

“[North] dice que a los varones no se les permite entrar en su habitación, así que cuando se va a la escuela, yo dije: ‘¡Es hora! ¡Vamos a su cuarto! ¡Haz lo que quieras, vuélvete loco! ¡Es tan celosa!”, añadió la Kardashian.

Durante sus confesiones en el reality "Keeping Up With The Kardashians", la socialité reveló su deseo de tener otro bebé.

Estoy intentado tener un bebé más. Quiero que mis hijos tengan hermanos, pero los doctores sienten que esto no es seguro para mí”.

La esposa de Kanye West presenta una condición llamada placenta accreta. Esto se produce cuando la placenta se adhiere a la pared uterina, pero no penetra en el músculo del útero. Una hemorragia es en extremo peligrosa para la madre e incluso, podría ser mortal.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo