Confirmado: La “superfinal” entre River y Boca no se jugará este domingo 

La histórica final entre River Plate y Boca Juniors, empañada el sábado por los hechos de violencia registrados cerca del estadio Monumental, ha sido oficialmente postergada a una fecha aún por decidir.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

La final de vuelta de la Copa Libertadores de América 2018, entre River Plate y Boca Juniors, no se jugará este domingo. El duelo, originalmente programado para el sábado, había sido postergado un día debido a los incidentes violentos ocurridos horas antes del partido, en las inmediaciones del estadio Monumental.

El anuncio oficial lo hizo el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, quien argumentó la decisión señalando que “no están dadas las condiciones de igualdad deportiva para la disputa la final”.

Por eso la Conmebol ha tomado la decisión de postergar la final de la Libertadores y convoca a los presidentes de ambos clubes a Asunción para buscar una nueva fecha”, dijo al canal Fox Sports.

Minutos más tarde, la noticia también fue difundida a través de la cuenta oficial de Twitter de la Conmebol (@CONMEBOL).

El Presidente y el Consejo de la CONMEBOL decidieron en la mañana de este domingo la postergación del partido de vuelta de la final de CONMEBOL Libertadores 2018 con el objetivo de la preservar la igualdad deportiva”, señaló la confederación en un tuit.

La nueva fecha de la final será analizada y decidida en una reunión en Asunción el martes 27 a las 10 de la mañana con los presidentes de los clubes finalistas, Boca Juniors y River Plate”, explicó en un segundo mensaje.

Momentos antes del anuncio, Boca Juniors había solicitado formalmente a la Conmebol la suspensión del partido, señalando que este no sería disputado “en igualdad de condiciones”.

Durante los incidentes del sábado, el mediocampista y capitán del club “xeneize”, Pablo Pérez, y el volante Gonzalo Lamardo resultaron heridos por las esquirlas de las ventanas rotas, sufriendo lesiones en los ojos que obligaron a su trasladado a un hospital cercano del estadio.

El juego de ida, disputado el pasado 11 de noviembre en la Bombonera, terminó en un empate 2-2. No se registraron incidentes durante ese partido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo