El error que hizo que el operativo fallara en la Superfinal River-Boca

De acuerdo a la prensa argentina, este escándalo solo se puede comparar al del famoso gas pimienta del “Panadero Napolitano” en la Copa de 2015.

Por Reina Damián

¿En qué momento falló la planificación de la Policía de la Ciudad que facilitó la agresión al bus de Boca? Un error provocó el mayor escándalo en la historia del futbol argentino.

El bochornoso incidente que dejó a todo el mundo a la espera de la final de vuelta de la Copa Libertadores de América, se debió, primero a unos “inadaptados”, como lo dijo el presidente de la Conmebol, y segundo, a un increíble error en el operativo.

Un análisis hecho por el sitio Infobae, revela que la agresión no hubiera ocurrido si la seguridad hubiera seguido el protocolo habitual para este tipo de encuentros, que es el siguiente:

  • “El bus con el plantel visitante siempre llega alrededor de dos horas antes del horario del partido. Para eso, se encapsula desde la salida de su concentración, en el caso de Boca el Hotel Madero, hasta el ingreso al Monumental.
  • Se ubican seis motos por delante, otras ocho a los costados y cuatro más detrás del vehículo. Todas llevan dos oficiales, uno que maneja y otro con armas de gases lacrimógenos, para dispersar cualquier intento de ataque. Además, van patrulleros acompañando.
  • El bus de Boca siempre hace el mismo recorrido y antes de ingresar al túnel de avenida Libertador en Lacroze, avisa a la Infantería y al resto de la seguridad ubicada en la avenida que está al llegar.

  • ¿Por qué? Simple, para que se despegue el público desde Pampa, cuando se sale del túnel. ¿Cómo se hace? Se para el ingreso de los hinchas en la vereda opuesta con un policía cada cinco metros y de esa manera el bus puede circular con una distancia no menor a 50 metros a los hinchas rivales.
  • El punto de inflexión es en la esquina de Lidoro Quinteros, porque ahí debe aminorar la marcha para ingresar por la diagonal rumbo al estadio. El protocolo que siempre se lleva a cabo implica que el vallado se ubica a 50 metros, los policías retiran a los hinchas también sobre Libertador para despegar la zona.

  • Tienen, desde que son avisados, aproximadamente siete minutos para llevar la tareaUn error fue teniendo en cuenta la cantidad de gente que hoy iba a concurrir con mucha antelación, no haber avisado la llegada del micro con mayor margen de tiempo, para que los minutos de despegue sea mayor”.
  • Ese error, que según pudo reconstruir Infobae no tuvo que ver con una liberación adrede de la zona sino simplemente con una impericia insólita para quienes deben armar el operativo, permitieron a los hinchas llegar casi hasta el borde del micro y atacarlo con todos los objetos contundentes a mano.

Y luego todo se salió de control, pues los policías de las motos lanzaron gases lacrimógenos, sin tomar en cuenta que habían hinchas que solo circulaban por el lugar y que el bus tenía los vidrios rotos, por lo que el gas también entró en el autobús.

Esto solo demuestra que la sociedad futbolística de este país está enferma y que las fuerzas de seguridad no están capacitadas para un evento de tan alto nivel.

*Con información de Infobae

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo