Dos sobrevivientes a la guerra de Yugoslavia que hoy son los genios de Croacia

Ambos son el motor de la selección sorpresa en la Copa del Mundo y buscan seguir haciendo historia hasta la final del torneo.

Por Douglas Suruy

La selección de Croacia se ha convertido en la gran sorpresa de la Copa del Mundo de Rusia. Nadie daba un centavo al principio por ellos, pero callada la boca han venido haciendo un gran papel en el torneo.

Golearon a Argentina (3-0), terminaron en el primer lugar con puntuación perfecta el grupo D, dejaron en el camino a Dinamarca en los octavos de final y recientemente eliminaron a la anfitriona Rusia (sus dos últimos juegos los ha ganado por la vía de los penaltis). Hoy están a 90 minutos de avanzar por primera vez a una final y así poder superar a aquella selección que en 1998 llegó a las semifinales.

Selección de Croacia AFP

Puedes leer: El súper regalo que le hizo Mario Mandžukić a la gente de su pueblo

Todo esto no ha sido obra de la casualidad, es el fruto al buen trabajo generacional que ha tenido el equipo croata, el cual dentro de sus filas cuenta con dos figuras importantes que manejan los hilos del medio campo  y que detrás de ellos, hay una historia de supervivencia.

Se trata de Luka ModrićIvan Rakitić, estrellas del Real Madrid y del Barcelona respectivamente, quienes tienen pasados dolorosos marcados por la guerra.

Más o menos, los dos tienen una marca de guerra en la piel y en el alma.

En el Mundial de Italia 1990 y de las grandes hazañas de Diego Armando Maradona, los dos tenían apenas seis años. Modrić empezó a escapar de los tiros y las bombas de la "Guerra de la Independencia" junto a sus padres y abuelo.

Modric es el capitán de la seleccióin de Croacia Sopitas

Te puede interesar: El cuerpazo que esconde la presidenta de Croacia bajo su elegante traje

El hoy capitán de los croatas vivió en carne propia la desintegración de Yugoslavia, donde nació la guerra de Serbia contra Croacia, Bosnia y Kosovo, por lo que junto con su familia buscaron un refugio. Nacionalistas serbios encontraron a un grupo considerado como como rebelde, ahí se encontraba la familia Modrić, y frente a la figura del Mundial, asesinaron a siete personas, y uno de ellos era su abuelo.

Pero para evitar tanto sufrimiento y no se concentrara en esos tiempos terroríficos, donde reinaba la muerte y la sangre, una pelota de futbol era el mejor entretenimiento para él y fue justo en ese momento donde empezó a nacer un amor especial y el sueño de trascender en el llamado "deportes rey".  Pero antes, tuvo que vencer muchos obstáculos y soportar ser rechazado por distintos equipos por su baja estatura y contextura delgada, la cual no se adecuaba al estereotipo europeo. Pero a los 16 años el Dimano de Zagreb le abrió las puertas y así pudo bloquear de su mente una década de mucho sufrimiento.

 

En el caso de Rakitić, no sufrió de ningún asesinato de algún ser querido, ni tuvo que buscar refugios para evitar las balas, ya que antes de él nacer, sus padres salieron huyendo de Croacia para no ser víctimas de la guerra. Ivan es hijo de un croata y de una serbia, naciones que se encontraban en conflicto.

Rakitic es pieza fundamental de para los croatas Sopita

Rakitić también encontró refugio en la pelota y poder así dejar de prestarle atención a los conflictos de la guerra. Además, tuvo la opción de elegir a qué nación defender. Primero jugó unos partidos con la selección de Suiza, pero su corazón estuvo siempre con Croacia y decidió defender sus colores.  Hoy el panorama es otro, la guerra quedó en el pasado y estas dos estrellas coincidieron en el mismo camino y están cerca de alcanzar la gloria. Han sabido superar retos y ahora tienen uno nuevo que será enfrentar a Inglaterra el miércoles y buscar avanzar a la gran final del certamen.

“No queremos meternos más presión con la semifinal del 98. Queremos seguir haciendo nuestra historia. El Mundial es lo más grande que hay”, dijo al Clarín Rakitic, quien le dado la clasificación a Croacia en los dos últimos juegos.

Ivan Rakitic AFP

Mientras que Modrić tiene sed de triunfo y no se conforma con lo logrado hasta el momento y el sueño que viven lo quieren plasmar en una realidad.

"Queremos más. No vamos a renunciar a nada y vamos a jugar contra Inglaterra con toda la ilusión y toda la pasión del futbol croata. Demostramos que podemos ser sorpresa otra vez. Vivimos un sueño y sería un premio para este equipazo llegar todavía más lejos”, se ilusiona Modric en declaraciones al Clarín.

Lee también: La hermosa muestra de amistad que puede costarle una sanción al portero de Croacia

Luka Modric AFP

Busca nuestro especial del Mundial Rusia 2018 en www.publinews.gt y ¡Vive al máximo esta fiesta del futbol con lo más importante de las noticias!

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo