Las claves del histórico campeonato de Guastatoya

El pecho amarillo coronó este domingo un proyecto sumamente exitoso, donde en cuatro años en Liga Mayor ya ha disputado tres finales.

Por Christian Blanding

Después de dos intentos previos, Guastatoya finalmente se ha coronado campeón del futbol guatemalteco por primera vez en su historia.

Este equipo, representante de El Progreso, disputó su primer certamen de Liga Nacional en el Torneo Apertura 2014 bajo la dirección técnica del uruguayo Ariel Sena, quien era asistido por Amarini Villatoro.

Tras una serie de malos resultados, el estratega charrúa fue separado y Villatoro tomó las riendas. Un año más tarde, clasificó hacia su primera final, ante Antigua GFC.

Foto: Alejandro García Foto: Alejandro García

Los coloniales se llevaron el título, sin embargo, Guastatoya ya daba muestras de lo que podía suceder más adelante.

Para el Torneo Clausura 2017, el pecho amarillo volvió a clasificar a una final, esta vez ante Municipal. La ilusión de los orientales de ganar un campeonato nuevamente quedó en la orilla y el conjunto carmesí logró su título 30.

También puedes leer: VIDE. El recorrido del campeón por las calles de Guastatoya

Confianza

A pesar de las dos finales perdidas, la junta directiva de Guastatoya le dio el voto de confianza a Villatoro para que continuara al mando del equipo. Lo que demostró lo serio que era este proyecto.

Se mantuvo la base de jugadores de la temporada anterior, además de concretar la llegada del experimentado portero Juan José Paredes.

JJ Paredes festeja con la afición de Guastatoya Foto: Douglas Suruy

Desde el inicio del Torneo Clausura 2018, el equipo pecho amarillo dejó claras sus intenciones de pelear por el título, situación que se concretó al final del mismo.

Siempre tuvo una idea clara de su juego, hizo del David Cordón Hichos su fortín y obtuvo resultados importantes jugando como visitante.

Liderazgo y plena confianza

Lo que conoce Villatoro a este equipo ha sido vital para lograr resultados positivos. Su liderazgo y confianza en cada uno de los futbolistas que conforman la plantilla es un factor de peso.

A eso hay que agregarle el buen campeonato que tuvo la mayoría de los jugadores, en especial quienes conforman su línea de ataque: Jorge “el correcaminos” Vargas, Kevin Norales, Ángel Rodríguez y Fredy “el Chucho” Orellana, que siempre fue fundamental ingresando de cambio; la experiencia que dio JJ Paredes y el gran momento que vive José Márquez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo