El "jardinero" del Madrid revela cómo estará el terreno para el Clásico español

El juego más esperado por las aficiones del Real Madrid y del Barcelona se llevará a cabo este sábado.

Por Reina Damián

Este sábado se llevará a el juego más esperado por los aficionados del Clásico español, cuando el Real Madrid reciba al Barcelona, pero antes, el jardinero merengue revela cómo estará el terreno para ese encuentro.

Paul Burgess, el "jardinero" de los dobles campeones de Europa, llegó al Real Madrid en 2009, como Cristiano Ronaldo. Y al igual que el luso, este inglés es un protagonista indispensable del campeón liguero frente al Barcelona, en el partido que tendrá una audiencia prevista de 650 millones de espectadores y que se juega desde las 6:00 de la mañana.

"Para el clásico, hay más preparación y más cámaras al borde del terreno. Todo el mundo habla de él y la presión es más fuerte, pero en términos de preparación, es prácticamente un partido normal", subraya el "jardinero" blanco, de 38 años.

Cuidados extremos

La superficie híbrida, compuesta en un 90% de hierba y un 10% de una malla sintética para una mejor estabilidad, ha sido regada, segada y sometida a una iluminación sistemática, como una forma de compensar la falta de sol ligada al invierno madrileño y a la sombra de los altas tribunas del estadio, que el jovial Burguess compara con un "rascacielos".

La ausencia de partidos durante dos semanas y el protocolo de la Liga, menos exigente que el de la 'Champions', ha permitido a Burguess trabajar con tranquilidad con no menos de diez siegas programadas entre el miércoles y el sábado.

"El terreno para el Clásico será mejor, por ejemplo, que en la Liga de Campeones, porque en la 'Champions' la víspera hay un entrenamiento por lo que tenemos menos tiempo de preparación", destaca quien fuera el 'jardinero' del Arsenal durante 13 años y que hace poco festejó su 100º partido de Liga de Campeones.

"Cuando llegue el clásico, las condiciones serán principalmente buenas así que el terreno estará en un estupendo estado", promete Burgess.

Para un club como el Real Madrid, ganador de 12 Copas de Europa y acostumbrado a la excelencia, la calidad del césped no es sólo un detalle. Sobre todo en una ciudad de veranos tórridos (hasta +40°C) e inviernos gélidos (por debajo de 0°C).

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo