El "Hombre Araña" guatemalteco que da un hálito de esperanza a niños enfermos

Gracias a su movimiento "Héroes para Superhéroes", un joven guatemalteco dona su tiempo como voluntariado para visitar niños enfermos en varios hospitales. ¡Conoce su historia!

Por Esvin Lopez

"¡El Hombre Araña!", "¡Spider-Man!", exclaman algunas voces de niños que se encuentran internados en algunos hospitales públicos del país, las cuales se mezclan con los sonidos de los monitores y algunos otros aparatos médicos que hay en el lugar al ver a uno de los más emblemáticos superhéroes de Marvel… en vivo y en carne propia.

Esto vive cada semana nuestro amigo -el Hombre Araña guatemalteco como le llamaremos, ya que insistió en que no reveláramos su nombre-, a través de su movimiento "Héroes para superhéroes" y a quien Publinews entrevistó.

Hombre Araña en Guatemala Foto: Esvin Lopez

En esta oportunidad, y gracias también al apoyo de una de las Casas Ronald McDonald, pudimos acompañarlos a una visita a la Pediatría del Hospital Roosevelt, junto con "Spidey".

Esta fundación proporciona kits de limpieza a las madres de los infantes, los cuales llevan jabón, pasta dental, cepillo y otros productos, así como pañales y agua embotellada, para que las personas puedan tener un mejor acompañamiento con sus hijos.

La labor que este joven guatemalteco realiza es un voluntariado que él mismo inició por sus propios medios hace algunos años, encarnado en nuestro "Amigo y vecino Spider-Man". Pero que desde entonces ha ido perfeccionando y mejorando en todo sentido.

Emulando todos los movimientos del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditkoquien recién falleció, y tratando de lograr una sonrisa en los rostros de los niños que se encuentran internados, así es como el Arácnido llega cada vez a un hospital

  • ¿Cómo iniciaste con el voluntariado, con el personaje?

Yo inicié en el 2013 por medio de donde trabajaba antes. Teníamos que llegar disfrazados para una actividad y un familiar mío me prestó un traje del Hombre Araña pero bien sencillo, la verdad es que no parecía tanto. Diseñé una máscara para cubrirme la cara y dije, bueno, vamos así a compartir con los niños.

En el momento en que entré, todos los niños me voltearon a ver y empezaron a decir: "¡el Hombre Araña, el Hombre Araña!" y se me acercaban, me abrazaban, es lo lindo de la imaginación de los niños. Compartí con ellos y con las madres.

Hombre Araña en Guatemala Foto: Esvin Lopez

Pero de repente, se me acercó una mamá, me abrazó y empezó a llorar y me agradeció por haber llegado, me dijo que era el superhéroe favorito de su hijo, quien estaba en una depresión por una quimioterapia, no quería comer ni reírse, por más de dos semanas; no quería hablar con nadie. Estaba llorando con mucho agradecimiento y esperanza.

Ya llevaba varios meses rezándole a Dios para que me guiara de alguna forma cómo yo podría dar una semilla de amor y esperanza, y después de ese momento dije "esto es".

Ahí inicié, ahí comencé a investigar sobre trajes, comencé a llamar a fundaciones. Hay tantas fundaciones y yo quería apoyar.

  • Tu traje del Hombre Araña es muy parecido al original, coméntanos sobre ello

Compré un traje en Estados Unidos, por medio de Amazon, pero era como de Halloween, muy sencillo. Entonces dije, cuando llegue a algún lugar quiero que realmente crean que llega el Hombre Araña y que no sea como un joven que se disfrazó.

Entonces encontré una página de China, ellos son mis proveedores. Me casé con ellos. Encontré un traje de licra, ellos evolucionaron con todos los productos del personaje. Nueva película que salga y a la semana ya tienen el traje.

  • Nos comentas que acudes varias veces a la semana a algunos centros asistenciales. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Para mí, siempre cada vez que voy a algún hospital es impactante, porque siento que ellos me dan más a mí de lo que yo a ellos.

Al salir de cada lugar termino impactado y con mucho amor al ver las condiciones y la salud de ellos, pero a pesar de todo, cuando llego y entro a la sala donde están ellos, algunos entubados, algunos están muy mal y no se pueden ni mover por ende no se pueden acercar, entonces veo la luz. Las familias sufren mucho, incluso más que ellos, porque los niños a veces no saben qué pasa con su cuerpo, pero a las familias también les duele.

Con esta experiencia puedo hacer un apostolado.

Cada vez que voy, puedo salir muy cansado porque cuesta respirar con el traje, empiezo a sudar, se empaña la vista, pero cuando me quito el traje, pero espiritualmente termino recargado, renovado.

  • ¿Consideras que este tipo de actividades ayuda a los niños en estas condiciones?

Totalmente. Está científicamente comprobado que con la medicina que les dan y si la actitud de un niño es que ya no quiere nada, el mismo cuerpo lo rechaza.

Pero con este tipo de colaboraciones, el hecho de darle amor y apoyo al niño, las ganas de seguir viviendo aumentan.

Hombre Araña en Guatemala Foto: Esvin Lopez
  • ¿Te han realizado algún tipo de peticiones, es decir, a Spider-Man?

Algunos me agarran la mano y me empiezan a contar de su vida, de sus hermanos, y casi siempre tienen alguna camisa o una almohada del hombre araña, es increíble el marketing alrededor de este personaje.

Pero casi siempre me hacen preguntas sobre el personaje, pero a veces no solamente de él sino de varios superhéroes. Cuando salió la más reciente película de los Avengers me preguntaban de todos. Entonces me toca prepararme. Aprender sobre el personaje como tal, leer cómics, etc.

De hecho, he tenido que "ensayar" los movimientos, la idea es hacerlo cada vez lo más parecido posible. Cuando se toman fotografías hago algunos movimientos que hace el verdadero Hombre Araña.

  • Pero pudo haber sido Superman, Batman… Hulk, ¿Porqué el Hombre Araña?

Principalmente por mi físico, soy delgado y el traje me queda bien. Además, por mi edad.

Pero también porque hay varias cosas con las que me identifico con ese personaje, ahora no te las podría explicar, pero eso también influyó.

  • ¿Cómo es tu vida más allá del personaje, tu vida cotidiana?

Soy un guatemalteco trabajador, normal. Sin algo sobrenatural. Lo que sí es que he sido muy bendecido, con una buena familia, estamos iniciando un trabajo familiar con mi padre. No pretendo hacerme famoso, sino lo único que quiero es invitar a más personas, tal como lo hacen los Avengers: juntar a más superhéroes para una buena causa.

Básicamente, puse lo de mis redes sociales pero no para que me conozcan a mí sino para que más personas vean lo que hago y que alguien diga “yo quiero ser Capitán América”, por ejemplo, y me comprometo a hacerlo. Me ha pasado que me han dicho que quieren participar, y los invito pero solo es una vez, y los entiendo, la verdad, pero sí es un gran compromiso, lleva tiempo.

Me divido con ciertas fundaciones porque eso me permite ingresar a varios hospitales. Los martes voy al Hospital Roosevelt, con la Casa Ronald McDonald, también está otra que cumple los sueños de los niños, también "Asociación Passion".

Hombre Araña en Guatemala Foto: Esvin Lopez
  • ¿Hasta cuándo seguirá Spider-Man haciendo el voluntariado?

La verdad, hasta que Dios me lo permita. Actualmente tengo 30 años, pero ya con el traje todas las personas me dicen que me veo de 22 o 23, por el corazón. Eso le agradezco a Dios de tener un corazón de niño. Puedo tener la cabeza de alguien maduro, que toma decisiones, el trabajo, responsabilidades, pero el corazón sigue de niño. Y con esto, no importa si tengo canas, arrugas, el traje lo oculta todo. Lo que sí tengo que cuidarme es con la dieta, porque es impresionante con los niños.

Un momento que sí me impactó fue con un chico. Yo siempre he sido delgado, pero hubo un tiempo en que tenía un poco de panza. Entonces el pequeño me dijo: “Tú no eres el verdadero”, pero, ¿porqué? le dije yo y él me contestó: “porque estás gordo”, y después entonces me agarró la lonja (ríe). Lo que más me dolió fue eso, la desilusión, por eso es que desde entonces me cuido bastante.

Labor inconmensurable

Esta es la labor que hace este joven guatemalteco desde hace algunos años y que, según sus palabras, continuará realizando.

Es por ello que quisimos compartirte su historia, su experiencia. El chapín que no escatima en donar su tiempo y esfuerzo para ayudar a los más necesitados. Y es que no solamente en el sentido económico puedes ayudar, sino moralmente.

¿Dónde lo puedes encontrar? Visita sus redes sociales:

Opiniones

Don Carlos Olmedo, padre de un niño paciente del hospital, comentó que este tipo de actividades da "mucha alegría".

Por su parte, Rosa Isabel Muralles García, directora de la Escuela Oficial de Párvulos de la Pediatría del Hospital Roosevelt, indicó que “el voluntariado les ayuda a los niños a distraerse”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo