Meghan Markle, una amante de la moda que deberá cambiar su estilo

Los escotes y jeans ajustados quedarán en la historia de Meghan Markle, quien pronto será parte de la conservadora familia real británica.

Por David Lepe

Conocida por su elegancia y glamur, Meghan Markle llevará un viento de cambio al código de vestimenta más bien conservador de la familia real británica, pero también tendrá que decir adiós a una parte de su estilo.

¿Volveremos a ver a esta exactriz estadounidense de 36 años con un par de jeans desgarrados, en mini-short o con un amplio escote, como hizo en el pasado?

También te interesará: Esto costará el vestido de novia de Meghan Markle

A modo de aperitivo de lo que le espera, Meghan Markle ya salió de las redes sociales, donde a veces aparecía en poses sexis, despeinada, como una mujer de su tiempo, pero no como una representante de la casa de Windsor.

Al unirse al príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II, se casa con una institución, la familia real, cuyas tradiciones seculares organizan con más o menos autoridad la vida de sus miembros, incluida su forma de vestirse.

"El código de vestimenta real es muy tradicional, sobre todo cuando los miembros de la familia cumplen con sus deberes reales", destaca Grant Harrold, exmayordomo de la familia real.

Pero eso no es todo: la estadounidense deberá acostumbrarse a las medias de color carne o neutro, olvidar los esmaltes de uñas excéntricos y no llevar vestidos por encima de la rodilla, explica Grant Harrold.

El cambio ya se deja ver. Meghan, muy presente en los últimos meses en visitas oficiales junto a Enrique, dio muestra de una elegancia refinada pero sin excesos, con vestidos largos, cuellos de cisne, abrigos clásicos y colores neutros.

Otra nota que puede interesarte: Dos exnovias del príncipe Harry están invitadas a su boda con Meghan Markle

@edmontonroyalwedding can’t wait to see the #royalwedding #meghanmarkle

A post shared by Kim Horn (@kimhorn_az) on

Habrá quien haya percibido algún que otro incumplimiento de etiqueta, unos jeans negros por aquí, unas piernas al aire por allá… pero nada capaz de desencadenar una tormenta.

Al fin y al cabo, "Meg", como la llama a veces Enrique, aún no está casada y seguramente disponga de un periodo de aprendizaje para lograr su conversión en duquesa, el título que probablemente se le concederá, según la prensa británica.

Texto: Edouard Guhaire/AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo