Amelia Flores explica motivos por los que abandona el Ministerio de Salud

Foto: Edwin Bercián
De acuerdo a Flores sus razones para renunciar son "muy personales de salud familiar y personal". Esto indicó en entrevista al aire.
Publicidad

Tras su llegada al cargo el 19 de junio de 2020, Amelia Flores renunció al cargo como titular del Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS). Aunque la carta de renuncia se presentó hace un mes, fue hasta este martes que oficializó el anuncio.

“Hasta el momento en que se dan las situaciones se puede realmente comunicar. Yo había puesto que mi renuncia se presentaba hasta el 16 de septiembre”, afirmó Flores.

Flores indicó que el presidente Alejandro Giammattei comprendió sus motivaciones y acordaron establecer en conjunto a su predecesor.

“El comprendía las razones por las que yo la estaba presentando, razones muy personales de salud familiar y personal que me estaban afectando y me siguen afectando en este momento. Esa fue la razón, él lo entendió, pero decidimos en conjunto que era importante dar una espera, en función de decidir quién sería la persona idónea en ocupar el cargo”, especificó Flores.

Coma ocupará el cargo

Tras la salida de Flores, ahora Francisco Coma, actual viceministro de Hospitales tomará el cargo. El funcionario comenzó a ser notable en las últimas semanas al acudir a reuniones en el Congreso de la República.

Este fin de semana asistió a las mesas donde los diputados discutieron los artículos de una ley de emergencia por el Covid-19.

Ministra de Salud
Foto: Edwin Bercián

Flores llegó a la cartera de Salud en sustitución de Hugo Monroy, a quien se cuestionó por el manejo y acciones por la pandemia, en momentos en los que aún no se había agudizado.

Momentos clave

En 15 meses Flores enfrentó una crisis hospitalaria sin precedentes, debido a los rebrotes del nuevo Coronavirus. Se triplicó la atención en la red nacional de hospitales. También tuvo que poner en marcha el Plan Nacional de Vacunación contra la Covid-19.

Fue precisamente en el plan de inmunización y el retraso en la llegada de las vacunas que se ejerció la mayor presión. Ante una demanda global, Guatemala quedó rezagada en las negociaciones, adquisición y entrega de las vacunas anticovid.

“No me arrepiento porque era la vacuna a la que podíamos acceder”, respondió Flores en torno a la compra de vacunas Sputnik a través del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF). La controversia se dio por el volumen de 16 millones de dosis por las que el Gobierno pagó Q614.5  millones (US$79 millones 600 mil) con un anticipo del 50 por ciento del costo total.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Publinews (@publinewsguatemala)

(Visited 2,904 times, 2 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO