De Trump a Biden; ¿qué esperar del nuevo presidente de Estados Unidos?

Joe Biden en Delaware
AFP
La tensión vivida en los últimos meses hace que la llegada de Biden a la Casa Blanca, ante todo, una promesa de calma pero, ¿qué se puede esperar de su gobierno?

Para Estados Unidos, 2020 fue un año de fracturas y divisiones, marcado por una campaña electoral muy agresiva, que vio a Joe Biden imponerse ante Donald Trump en unos polémicos comicios, y que ahora supone un profundo cambio de estilo en la Casa Blanca.

Ganar, ganar, ganar”. Durante meses, el magnate republicano repitió esa consigna, y tras verse superado en las elecciones de noviembre, no quiso reconocer la derrota y se aferró a sus acusaciones de fraude electoral.

Así, la tensión vivida en los últimos meses hace que la llegada de Biden a la presidencia sea, ante todo, una promesa de calma.

Ahora sabemos que nada, ni siquiera una pandemia o un abuso de poder, puede apagar la llama” de la democracia, declaró Biden a mediados de diciembre.

En el fondo y en la forma, en sus nominaciones y en sus declaraciones, Biden, que se convertirá el 20 de enero en el 46º presidente de Estados Unidos, ha intentado mostrar desde su victoria el contraste con Trump.

¿Qué esperar?

Biden encontrará un país polarizado, sumergido en una grave crisis económica y social, y con la salud pública golpeada por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19).

La prioridad del nuevo gobierno será entonces enfrentar estos desafíos y reconstruir instituciones y políticas públicas afectadas en los últimos cuatro años por un caótico Trump.

Sobre el tema del virus, uno de los que más atañe a la nueva administración, Biden prometió mejorar los sistemas de test y de rastreo e incluso advirtió que, de ser necesario, podría cerrar nuevamente el país. Sin embargo, la gran esperanza siguen siendo las vacunas.

Otro de los puntos fundamentales en su agenda apunta a ser el de la crisis social, tras un año de protestas por la violencia racial y la brutalidad policial que han socavado la imagen de Estados Unidos. Biden ha insistido en que no habrá recortes a los departamentos de Policía, pero sí anticipa reformas a la supervisión de los agentes y su responsabilidad en abusos.

Joe Biden en Washington
AFP

En cuanto a política exterior, el presidente electo ha prometido suavizar las sanciones que Trump impuso a Cuba, siguiendo la línea de su otrora compañero de fórmula, Barack Obama, y durante su campaña también habló de buscar un nuevo enfoque sobre Venezuela.

Sobre migración, Biden heredará la agenda restrictiva de inmigración de Trump, que cortó el acceso al asilo y ha mantenido a los migrantes en el limbo en México mientras esperan protección humanitaria en Estados Unidos. Y aunque ha prometido un cambio rápido, este no será sencillo.

Otras promesas de su administración incluyen la derogación de las regulaciones que han dificultado la búsqueda de asilo en Estados Unidos, un proceso que podría llevar meses.

(Visited 217 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO