VIDEO. Con discreta ceremonia por el Covid-19, Japón recuerda aniversario de la bomba de Hiroshima

Aniversario de la bomba atómica de Hiroshima
AFP
Las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, con una potencia destructiva inédita en aquel entonces, marcaron el final de la Segunda Guerra Mundial.
Publicidad

Con una discreta ceremonia, condicionada por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19), Japón conmemoró este jueves el 75 aniversario de la caída de la bomba atómica en la ciudad de Hiroshima, que dejó alrededor de 140 mil muertos.

La actual emergencia sanitaria impidió la asistencia del público. Asistieron, no obstante, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y representantes extranjeros, así como supervivientes de la bomba atómica y descendientes de víctimas, la mayoría usando mascarilla.

A las 08:15 horas (locales) hubo una oración silenciosa para marcar el instante en el que explotó la bomba, el 6 de agosto de 1945.

Aniversario de la bomba atómica de Hiroshima
AFP

Nunca debemos permitir que se repita este pasado doloroso”, dijo en un discurso el alcalde Kazumi Matsui en un discurso, llamando a la sociedad a rechazar el “ensimismamiento” del nacionalismo.

Me comprometo a hacer cuanto pueda para lograr un mundo sin armas nucleares y una paz duradera”, prometió por su parte Abe.

Eterno debate

Las bombas de Hiroshima y Nagasaki, con una potencia destructiva inédita en aquel entonces, hicieron que el 15 de agosto de 1945 el emperador Hirohito anunciara a sus súbditos la capitulación ante los Aliados, marcando así el final de la Segunda Guerra Mundial.

Los historiadores no se ponen de acuerdo, sin embargo, sobre si este doble ataque nuclear ha permitido realmente salvar vidas al precipitar el fin de la guerra. Muchos consideran que los ataques, de hecho, son crímenes de guerra, debido a la devastación y la cantidad de víctimas civiles.

Estados Unidos nunca se ha disculpado oficialmente, pero en 2016, el entonces presidente Barack Obama se convirtió en el primer mandatario en ejercicio en visitar Hiroshima, donde rindió homenaje a las víctimas y pidió un mundo sin armas nucleares.

El año pasado, el papa Francisco también visitó Hiroshima y Nagasaki para recalcar su oposición a las armas atómicas, que calificó de “crimen”, y criticar la doctrina de la disuasión nuclear, una “falsa seguridad” según él, que “envenena las relaciones entre los pueblos”.

Este jueves, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lamentó que el objetivo de eliminar las armas atómicas, fijado por Naciones Unidas en sus inicios, siga sin cumplirse. “Hoy, un mundo sin armas nucleares parece cada vez más lejano”, estimó.

*Con información de AFP

(Visited 103 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO