Noticias

Trump firma modesta reforma policial en medio de protestas contra el racismo en EE. UU.

Trump dijo que pretende ofrecer un "futuro seguro a los estadounidenses de todas las razas, religiones, colores y creencias", pero es poco probable que el decreto calme a los miles de manifestantes en el país.

El presidente Donald Trump firmó este martes una modesta reforma policial, en respuesta a la ola de protestas contra el racismo y los abusos en Estados Unidos, misma que no colma los reclamos generales de cambio a la entidad.

Trump dijo que el decreto incluye una prohibición de técnicas de estrangulamiento como método de inmovilización, a menos que "la vida de un oficial de policía esté en peligro". También "alienta" a las unidades policiales a adoptar "los más altos estándares profesionales", agregó.

Subrayando su voluntad de restaurar "la ley y el orden", también destacó la necesidad de "reunir a la policía y a la comunidad, no de mantenerlos alejados".

Recomendados

Con este decreto, Trump dijo que pretende ofrecer un "futuro seguro a los estadounidenses de todas las razas, religiones, colores y creencias".

No obstante, es poco probable que el decreto satisfaga a los miles de manifestantes que salieron a las calles tras las muertes de George Floyd, en Minneapolis, y de Rayshard Brooks, en Atlanta.

Trump, que busca ser reelegido en los comicios de noviembre, no quiere importunar a su base electoral que defiende el accionar de los uniformados, pero tampoco dejar sin respuesta el clamor popular de una reforma radical de la policía.

Así, el decreto busca fomentar "buenas prácticas" vinculando las subvenciones federales a la modernización de las normas policiales en todo el país. Pero dejó en claro su "firme oposición" a los esfuerzos "radicales" para desmantelar los servicios policiales, como el anunciado en Minneapolis.

"Los estadounidenses saben cual es la verdad: sin la policía, hay caos; sin ley, hay anarquía, y sin seguridad, es un desastre".  

Difícil acuerdo en el Congreso

La presidenta demócrata de la Cámara Baja del Congreso, Nancy Pelosi, calificó el decreto de Trump como "débil" y agregó que sus medidas abordan solo aspectos "mínimos".

"Triste y claramente no están a la altura de las acciones necesarias para combatir la epidemia de injusticia racial y violencia policial que mata a centenares de afroestadounidenses", dijo Pelosi.

"Desafortunadamente, este decreto no permite un cambio completo y significativo de nuestras unidades policiales para que asuman la responsabilidad que los estadounidenses reclaman", dijo por su parte el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer.

Trump pidió al Congreso que acordara medidas que vayan más allá, aunque un compromiso entre republicanos y demócratas parece lejano.

La oposición demócrata podría adoptar la semana próxima en la Cámara de representantes, donde tienen mayoría, un proyecto que incluye la prohibición total de técnicas de asfixia y fustiga la amplia inmunidad que goza la policía.

Pero es muy poco probable que la iniciativa sea adoptada por el Senado, donde los republicanos poseen la mayoría.

*Con información de AFP

Tags

Lo Último


Te recomendamos