Murió el conocido exguerrillero nicaragüense “Comandante Cero”

Uno de sus hijos dijo que el exguerrillero era tratado como si tuviera COVID-19, aunque no se le realizó la prueba para determinar si era positivo por el virus.
Publicidad

El conocido exguerrillero nicaragüense, Edén Pastora, alias “Comandante Cero“, murió este martes a los 83 años, tras sufrir un infarto mientras estaba internado en el Hospital Militar de Managua, informaron sus familiares.

El dirigente, cercano al presidente Daniel Ortega, había sido internado recientemente tras sufrir una recaída de una bronconeumonía, según dijo él mismo a la plataforma noticiosa Nicaragua Investiga.

Uno de sus hijos, Álvaro Pastora, dijo al mismo sitio web que su padre era tratado como si tuviera COVID-19, aunque no se le realizó la prueba para determinar si era positivo por el virus.

[metroimage ids=”10-144858″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Vida guerrillera

El legendario exguerrillero era el delegado de gobierno de Ortega para el desarrollo de la cuenca del Río San Juan, en la frontera con Costa Rica, que ha sido fuente de conflictos limítrofes entre ambos países.

Nació el 15 de noviembre de 1936 en Ciudad Darío. Se integró al guerrillero Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda) durante la lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza, derrocado en 1979 por una insurrección popular.

El “Comandante Cero” cobró notoriedad en agosto de 1978, al encabezar el asalto al Palacio Nacional, donde sesionaba la Asamblea Nacional (parlamento), lo que permitió la liberación de decenas de militantes del FSLN a cambio de rehenes, entre los que figuraban familiares de Somoza.

En los inicios de la Revolución Sandinista, fue viceministro del Interior (Gobernación), pero abandonó ese cargo descontento por lo que denunció como un alineamiento con Cuba y la Unión Soviética del gobierno encabezado por el ahora presidente Daniel Ortega.

[metroimage ids=”10-144859″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Opositor y aliado

Tras romper con los sandinistas en 1981, Pastora se radicó en Costa Rica y creó la Alianza Revolucionaria Democrática (ARDE), que retomó la lucha armada para combatir a sus excamaradas desde el sur de Nicaragua.

En 1984, durante una conferencia de prensa, fue objeto de un atentado en la localidad de La Penca, norte de Costa Rica. Él resultó ileso, pero otras 11 personas murieron, entre ellos varios periodistas.

Tras la derrota electoral sandinista en 1990, Pastora permaneció en Costa Rica, donde obtuvo la ciudadanía y se dedicó a la pesca y el turismo.

A su regreso a Nicaragua se incorporó a la vida política y en 1996 intentó ser candidato a la presidencia, pero fue inhibido por el Consejo Supremo Electoral (CSE) por tener la doble nacionalidad nicaragüense y costarricense.

Tras años de distanciamiento con el FSLN, Pastora se reconcilió con Ortega cuando este retornó al poder en 2007, y lo defendió de los señalamientos de sus rivales de ser una dictador.

[metroimage ids=”10-144860″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Estuvo, además, en el centro de una disputa fronteriza entre Nicaragua y Costa Rica, en 2010, a raíz de las obras de dragado del río San Juan.

San José acuso a Managua de incursionar militarmente en su territorio y de lanzar sedimentos que provocaron daños ambientales.

En 2018, la Corte Internacional de Justicia condenó a Nicaragua a pagar una millonaria indemnización por el caso.

En medio del conflicto, Pastora fue incluido por la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol) en la lista de los más buscados a petición de Costa Rica, que lo acusó de invadir su territorio.

(Visited 83 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO