Alarma por aparición de avispas “gigantes” que pueden matar personas

A la pandemia de coronavirus se suma ahora un nuevo temor en Estados Unido: avispas asiáticas “gigantes” cuyo veneno es tan fuerte que puede acabar con la vida de una persona.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Todavía inmerso en la emergencia por la pandemia de coronavirus (COVID-19), Estados Unidos debe lidiar ahora con un nuevo problema: una plaga de avispas venenosas "gigantes".

Se trata de un avispón asiático de gran tamaño, conocido como vespa mandarinia, originario de Japón, puede llegar a medir 5 centímetros de longitud, y tener una envergadura de alas de unos 7.5 centímetros.

Además, es muy agresivo y puede ser peligroso para los seres humanos. Según expertos, si una persona sufre varias picaduras, el veneno podría equivaler al que inyectaría una serpiente y podría derivar en la muerte del paciente.

Avispón japonés gigante WSDA

"Las picaduras de estas avispas pueden llegar a ser letales para algunos humanos, incluso si no son alérgicos a las abejas", señala por su parte el Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA).

Cifras señalan que esta especie mata a unas 50 personas cada año en Japón.

Preocupación por las abejas

Científicos temen, además, que estas estas avistas puedan resultar perjudiciales para las colmenas de abejas, ya que estas son su principal fuente de alimento.

Según The New York Times, la persona que alertó sobre la presencia de estos avispones fue un apicultor del estado de Washington, luego de descubrir que todas sus abejas habían sido decapitadas.

De acuerdo con el WSDA, el primer avistamiento verificado de avispones asesinos en América del Norte fue en Blaine, Washington, a finales de 2019.

"Esta es nuestra ventana para evitar que se establezca y si no podemos hacerlo en los próximos años, probablemente no se pueda hacer", dijo Chris Looney, entomólogo del WSDA, citado por La Vanguardia.

Colmena Imagen ilustrativa. / AFP

Por su parte, Todd Murray, entomólogo de la Universidad Estatal de Washington, señaló que estas avispas son "un peligro para la salud y, lo que es más importante, un depredador importante de las abejas melíferas".

"Necesitamos enseñar a las personas cómo reconocer e identificar este avispón mientras las poblaciones son pequeñas, para que podamos erradicarlo mientras aún tengamos una oportunidad" .

Según el WSDA, la mejor época para colocar trampas para erradicar a estos avispones será entre julio y octubre. El objetivo del departamento es atrapar a los insectos lo antes posible para evitar que afecten masivamente a las abejas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo