Noticias

Ya hay más de un millón de infectados de coronavirus, según nuevo balance

La crisis ha colapsado los sistemas sanitarios incluso en los países más desarrollados del planeta y ha confinado a media humanidad.

El número de infectados por el nuevo coronavirus (COVID-19) superó este jueves la cifra simbólica de un millón de personas, forzando al confinamiento de media humanidad y poniendo a prueba el sistema económico internacional.

PUBLICIDAD

Según un nuevo balance establecido por la AFP a partir de datos oficiales, al menos 1 millón 36 personas habían dado positivo al COVID-19 hasta este jueves.

De dicha cifra, 51 mil 718 personas han muerto, en 188 países y territorios.

La crisis ha colapsado los sistemas sanitarios incluso en los países más desarrollados del planeta; ha paralizado aeropuertos, fábricas y comercios.

Estados Unidos, que teme caer en una depresión económica como la que sufrió hace casi 100 años, anunció que las demandas de subsidio de desempleo aumentaron en nada menos que 6.6 millones la semana pasada. Esa cifra se añade a 3.3 millones de solicitudes la semana anterior.

En España, que ya batió la cifra de 10 mil muertos, el desempleo subió en 300 mil personas en marzo, una cifra histórica.

PUBLICIDAD

En Francia, la policía requisó un almacén en el mercado central de alimentos de París para depositar allí los ataúdes de los fallecidos, ante la falta de espacio en las morgues capitalinas.

Europa tiene más de la mitad de los infectados en todo el mundo, con Italia encabezando la lista de decesos y con casi 14 mil casos, seguida de España, Estados Unidos, Francia y China.

Y es que, según la ONU, la pandemia ha sumido al planeta en la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

Humanos en confinamiento, mercados enfebrecidos

Más de 3 mil 900 millones de personas, la mitad de la población mundial, ya ha sido invitada u obligada a quedarse en casa para luchar contra la propagación de virus.

De momento, no hay vacuna para el coronavirus, y solo cabe confinarse, mantenerse a distancia de otros seres humanos y observar una higiene mínima, condiciones difíciles de cumplir en gran parte del planeta.

El coronavirus pone a prueba, además, la solidaridad entre los países.

Y mientras los gobiernos discuten entre sí, los mercados siguen enfebrecidos, buscando señales de optimismo donde sea.

*Con información de AFP

 

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último