Presidente chino aparece por primera vez con mascarilla, en medio de crisis por coronavirus

El mandatario se dejó tomar la temperatura, como hacen a diario millones de chinos, afectados por la epidemia de coronavirus.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Este lunes, por primera vez, el presidente chino, Xi Jinping, apareció en público usando una mascarilla de protección y dejándose tomar la temperatura, como hacen a diario millones de chinos alarmados por la epidemia de coronavirus.

El mandatario chino supervisó los nuevos trabajos de prevención y control de la enfermedad en Pekín.

Xi Jinping con mascarilla por coronavirus AFP

En imágenes transmitidas por la televisión local, se puede ver al presidente Xi saludando desde la distancia varias personas, algunas también equipadas con mascarillas, dentro de un edificio de la capital.

Vacaciones prolongadas

Millones de chinos regresaban este lunes a la rutina después de unas vacaciones prolongadas por el gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus, que hasta el momento ha provocado la muerte de más de 90o personas en el país.

En un intento por contener el virus, las ciudades de Hubei están confinadas y se cortaron las vías de transporte en el país para detener el movimiento de cientos de millones de personas que generalmente visitan a sus familiares durante las vacaciones por el Año Nuevo Lunar.

Oficialmente, este descanso se prolongó solo tres días, pero muchas ciudades y provincias lo alargaron hasta el 10 de febrero.

Coronavirus en China AFP

Estas medidas sin precedentes han convertido las ciudades en pueblos fantasma.

Pero algunas señales indican este lunes que el país vuelve a un amago de normalidad.

"Estamos preocupados"

En las carreteras de Pekín y Shanghái había bastante más tráfico que en los últimos días, aunque muchas tiendas seguían cerradas.

La ciudad de Guangzhou había informado que el transporte público se reanudaría a partir del lunes.

Coronavirus en China AFP

No obstante, quienes regresan al trabajo tenían miedo.

"Por supuesto que estamos preocupados", afirmaba un joven de 25 años, apellidado Li, en un centro de belleza de Pekín, que reabrió el lunes.

"Cuando entran los clientes, primero les tomamos la temperatura, después usamos desinfectante y les pedimos que se laven las manos".

El gobierno de Shanghái ha sugerido reducir las concentraciones de personas con horarios de trabajo escalonados, cortar los sistemas de aire acondicionado, evitar las comidas en grupo y respetar una distancia de al menos un metro entre los colegas de trabajo.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo