Cientos de migrantes ingresan ilegalmente a México desde Guatemala

Sin enfrentar resistencia alguna, los migrantes lograron entrar a territorio mexicano al amanecer, tras cruzar el río Suchiate.

Cientos de migrantes centroamericanos ingresaron este jueves a México desde la frontera con Guatemala, aprovechando la ausencia de fuerzas de seguridad, constató un equipo de la AFP.

Sin enfrentar resistencia alguna, los migrantes lograron entrar a territorio mexicano al amanecer, tras cruzar el río Suchiate.

Luego de ingresar, formaron una columna y empezaron a caminar por una carretera de Ciudad Hidalgo, en el estado mexicano de Chiapas, al sur del país.

[metroimage ids=”10-134657″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Entre silbidos y gritos, los migrantes, en su mayoría hombres, aunque también algunas familias enteras, apuraban el paso mientras se dirigían a un punto de revisión fronterizo, localizado a corta distancia.

El lunes pasado, unos 500 migrantes consiguieron cruzar a México por la misma zona, a pesar de los gases lacrimógenos que les lanzaban guardias nacionales, a quienes respondieron arrojando piedras.

El grupo, no obstante, fue detenido más tarde en un control de carreteras.

Tensión en frontera: entre piedras y gases lacrimógenos migrantes atraviesan río Suchiate

Desde entonces, México reforzó fuertemente la seguridad en la frontera con Guatemala, lo que por momentos pareció disuadir a los migrantes, que se replegaron a la cercana localidad de Tecún Umán.

Marcha pacífica

¡Venimos de manera pacífica!“, clamaban algunos migrantes, mientras en el nutrido grupo la consigna era entregarse si en el camino se encontraban con fuerzas de seguridad.

Queremos hablar con el presidente (Andrés Manuel) López Obrador“, se leía en una pancarta de tela que se destacaba en la larga columna de personas, donde algunos también llevaban banderas de sus países de origen.

[metroimage ids=”10-134658″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

El gobierno mexicano intenta disuadir a los centroamericanos de entrar al país de manera irregular y los alienta para que se acojan a programas de refugio y empleo temporal en el sur.

Tras las multitudinarias caravanas de finales de 2018 y principios de 2019, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó a México con sanciones comerciales si no tomaba medidas para detener la oleada migratoria.

López Obrador desplegó entonces unos 26 mil militares en sus fronteras norte y sur.

La dura realidad del retorno a Guatemala

*Con información de AFP

(Visited 2 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO