Muere tras accidente jefe policial boliviano que se había amotinado

Antelo estaba hospitalizado desde el domingo con fracturas múltiples y lesiones en órganos internos.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El coronel Heybert Antelo, comandante de las fuerzas especiales en La Paz, murió este martes tras permanecer hospitalizado dos días luego de sufrir un accidente de motocicleta en Bolivia.

Antelo y su tropa se habían amotinado el sábado, tras soportar por más de dos semanas el asedio de manifestantes opositores en la plaza Murillo de La Paz, quienes exigían la renuncia del presidente Evo Morales.

El coronel Rojas, quien lo sustituyó en el mando, dijo que el jefe policial "tuvo un accidente cuando su motocicleta (derrapó) por las piedras en la autopista (a la vecina ciudad de El Alto) y el uso de dinamita y vehículos que lo emboscaron, por lo tanto él ha sufrido un atentado", dijo el subcomandante de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de La Paz.

Antelo estaba hospitalizado desde el domingo con fracturas múltiples y lesiones en órganos internos, según su padre, del mismo nombre, un coronel retirado de la Policía.

Decenas de efectivos de la UTOP desfilaron este martes en sus motocicletas llevando flores blancas por la plaza Murillo, donde izaron a media hasta una bandera nacional en señal de duelo por el deceso de su comandante.

Las UTOP son las fuerzas especiales policiales, encargadas de reprimir manifestaciones.

Aumenta la tensión en Bolivia

Paralelamente, La Paz cumplía una semana paralizada por vigilias, bloqueos de calles y el cierre de oficinas públicas y comercios, mientras sus habitantes se organizaban ante el temor de un incremento de la violencia por la salida de Morales.

Evo Morales al llegar a México: “López Obrador me salvó la vida”

A su llegada al Aeropuerto Internacional Benito Juárez, Morales fue recibido por autoridades mexicanas, encabezadas por el canciller Marcelo Ebrard.

Grupos violentos, supuestamente ligados al partido del exmandatario, saquearon y quemaron comisarías policiales la noche del lunes, en represalia porque los uniformados se amotinaron para no reprimir a los manifestantes opositores.

En tanto, campesinos mantenían bloqueadas las rutas de ingreso a la ciudad, sede del poder político de Bolivia, y no permiten el paso de ningún vehículo.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo