Laboratorio identifica nueva cepa poco común del VIH

La cepa, VIH-1 Grupo M subtipo L, se ha registrado en tres personas a partir de muestras de sangre tomadas entre 1980 y 2001.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Un laboratorio en Estados Unidos identificó a un nuevo subtipo del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), hallazgo que está ayudando a los investigadores a adelantarse a las mutaciones.

La cepa, VIH-1 Grupo M subtipo L, se ha registrado en tres personas a partir de muestras de sangre tomadas entre 1980 y 2001, todas en la República Democrática del Congo, dijeron los laboratorios Abbott el jueves.

Para clasificar a un nuevo subtipo, tres casos deben ser descubiertos de manera independiente, según las directrices emitidas en 2000.

El Grupo M es la forma más frecuente del virus VIH-1.

El subtipo L es ahora el décimo de este grupo y el primero en ser identificado desde que se emitieron las directrices.

Según la investigación, los medicamentos antirretrovirales, que reducen la carga viral de un portador de VIH hasta el punto en que la infección es indetectable y no se puede transmitir más, generalmente han funcionado bien contra una variedad de subtipos.

Pero también hay evidencia de diferencias de subtipo en la resistencia a los medicamentos.

"Dado que el subtipo L es parte del grupo principal de VIH, el Grupo M, esperaría que los tratamientos actuales funcionen con él", dijo Mary Rodgers, científica principal de la investigación.

Rodgers añadió que Abbot estaba poniendo la secuencia a disposición de la comunidad investigadora para evaluar su impacto en las pruebas de diagnóstico, tratamientos y posibles vacunas.

"En un mundo cada vez más conectado, ya no podemos pensar en virus contenidos en una ubicación", dijo por su parte Carole McArthur, profesora de ciencias orales y craneofaciales en la Universidad de Missouri Kansas City.

McArthur, además, fue coautora de un artículo sobre el hallazgo en el Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (JAIDS).

Tecnología de secuenciación

La tercera muestra se recolectó hace 18 años, pero era difícil de secuenciar debido a las limitaciones técnicas de la época.

Abbot dijo que el avance fue posible gracias a la tecnología de secuenciación de próxima generación, que permitió a los científicos construir un genoma completo a mayor velocidad y menor costo.

"Este descubrimiento nos recuerda que para poner fin a la pandemia del VIH debemos seguir adelantándonos a este virus y usar los últimos avances en tecnología y recursos para comprender su alcance completo", agregó Rodgers.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo