Chile renuncia a organizar las cumbres de APEC y COP-25 debido a las protestas

Ambas cancelaciones se pueden interpretar "como una señal de debilitamiento y de agudización del conflicto", dijo un experto.

Chile anunció este miércoles la cancelación de la organización de la cumbre de líderes del Foro de Cooperación del Asia Pacífico (APEC) y la del clima COP-25, que debían realizarse este año en Santiago, debido a la crisis social, informó este miércoles el presidente Sebastián Piñera.

Nuestro gobierno, con profundo dolor, porque este es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre de APEC (…) y tampoco la cumbre de la COP-25“, dijo el mandatario, sobre la reunión comercial que estaba programada para realizarse en Santiago entre el 16 y 17 de noviembre.

La del clima se llevaría a cabo entre el 2 y 13 de diciembre.

Cercado por la mayor crisis social desde el retorno a la democracia en el país, en 1990, Piñera afirmó que debía abocarse de lleno a restablecer plenamente el orden público, impulsar la agenda social que responda a los pedidos de la calle y sostener un amplio diálogo con la sociedad y el mundo político.

Esta ha sido una decisión muy difícil. Una decisión que nos causa mucho dolor, porque entendemos perfectamente la importancia que significa la APEC y la COP para Chile y para el mundo“, afirmó el mandatario.

Pero “hemos basado nuestra decisión en un sabio principio de sentido común: cuando un padre tiene problemas, siempre tiene que privilegiar a su familia con respecto a otras opciones. Igual un presidente, siempre tiene que poner por delante a su propios compatriotas por encima de cualquier otra consideración“, dijo.

Señal de debilitamiento

Mientras el país digería la magnitud de los anuncios de este miércoles, miles de personas se congregaron en las afueras del palacio presidencial de La Moneda, en la mayor concentración en este lugar desde que el 18 de octubre estallara la crisis, que ha provocado el derrumbe de la popularidad de Piñera (14 %).

Esta ha sido una decisión muy difícil“, repitió Piñera.

Las protestas no ceden en Santiago ni en las principales ciudades de Chile.

[metroimage ids=”10-127330″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Este miércoles, varios gremios se habían sumado a las manifestaciones, que tienen al país semiparalizado, con el comercio y varias actividades cerradas o funcionando apenas unas horas al día.

A nivel económico, la bolsa caía al mediodía un 3.12 % y el dólar subía hasta 735 pesos por unidad, su mayor valor desde mayo de 2003.

Para analistas, lejos de aplacar el descontento, la cancelación de las dos reuniones representa una señal de debilitamiento del gobierno de Piñera.

Ambas cancelaciones se pueden interpretar “como una señal de debilitamiento y de agudización del conflicto“, dijo Octavio Avendaño, analista de la Universidad de Chile.

Con estas decisiones “pareciera que (la crisis) no se puede resolver en el corto plazo y en ese sentido, se podría ver afectada la imagen (de Piñera) en términos de la escasa capacidad para lograr responder y atenuar una situación de conflicto“, agregó.

*Con información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.